"Garantizará el suministro a Salvador Mazza, Aguaray, Tartagal, Mosconi y poblaciones rurales", es la afirmación de las autoridades provinciales respecto de las obras que se ejecutan en el embalse El Limón, particularmente en la toma del río Caraparí.
La comunidad departamental espera expectante que concluyan las tareas porque aunque aún no llegó el verano, la zona ya sufrió temperaturas de 40§C y, simultáneamente, baja presión, corte o un agua imposible de consumir por la enorme presencia de sedimentos. Inclusive, en Tartagal se hacen estrictos operativos de control sobre el agua de red que involucra a envasadoras de agua en bidones, botellas y sodas, además del líquido en escuelas y servicios de salud.
Desde Obras Públicas se remarcó que la ejecución de esta importante obra hídrica permitirá garantizar la disponibilidad de agua para el departamento San Martín. Se trabaja en la colocación de cañerías de polietileno expandido de alta densidad, de 1.000 milímetros, que permitirá conducir agua hasta la presa de El Limón desde la nueva obra de toma sobre el río Caraparí.
Según los datos, tiene un avance superior al 68% y una vez concluida permitirá disponer de agua para las familias de las localidades de Salvador Mazza, Aguaray, Tartagal, General Mosconi y las poblaciones que se ubican al margen de la ruta nacional 34. La inversión realizada por el Fondo de Reparación Histórica supera los 30 millones de pesos y los trabajos son ejecutados por la empresa J.P. Garin, con el control de obra de Aguas del Norte.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia