La reunión del martes con los intendentes salientes, entrantes y reelectos, en el Grand Bourg se realizó a puertas cerradas, pero los jefes comunales que hablaron con la prensa coincidieron en que las noticias no fueron buenas. El ministro de Economía, Carlos Parodi, descartó que el Gobierno estuviera en condiciones de aumentar 1,5 puntos la coparticipación, como había anunciado el gobernador Juan Manuel Urtubey a varios intendentes un mes y medio atrás. El presidente de la Auditoría de la Provincia, Oscar Salvatierra - alguna vez ministro de Hacienda de Hernán Cornejo-, les advirtió que "no se les ocurra quemar algún archivo".
El presidente electo del Foro de Intendentes, Mario Cuenca, se fue sin hacer declaraciones, pero estaba de muy mal humor. En las horas que siguieron lo descargó en los medios de comunicación. "Fue un día negro. Pasamos de la emoción a la depresión", dijo Cuenca a una radio. "Parodi debió haber tenido más tacto político", agregó. La diferencia prometida por Urtubey y denegada por el ministro es de unos $ 300 millones -en un presupuesto de 23.000 millones-, previa revisión de la distribución para corregir asimetrías. Todos los otros intendentes explicaron lo mismo. También, como Cuenca, criticaron "la política unilateral de la Provincia de acordar salarios con sus empleados sin que ningún intendente esté sentado en la mesa"; la otra recomendación de Parodi fue no dar aumentos superiores al 26 %. Mario Cuenca calificó como "un tiro al corazón" la reunión del martes 13 y agregó que Salvatierra hablaba como si estuviera ante "Alí Babá y los 60 ladrones".
Para el actual presidente del Foro, Sergio Ramos, fue demasiado. El intendente saliente de Rosario de Lerma emitió un comunicado con su sola firma en el que asegura que las declaraciones de Cuenca "no reflejan el pensamiento de los jefes comunales salteños".
"La reunión no fue tétrica y negra", dice el texto, donde Ramos cree descubrir que el ministro de Economía "se vio preocupado por el planteo de los intendentes". No es lo que expresaban los participantes. A pesar de que se trataba de una promesa del gobernador, Ramos afirma que "no podemos discutir a quién le sacamos para darle a los municipios". Luego abunda en elogios para Urtubey y su política municipal por "su gestión y articulación, lo que llevó a un aumento del Fondo Federal Solidario de la Soja" y por "la política de descentralización". Sobre las advertencias de que el presupuesto apenas alcanza para sueldos y sobre las recomendaciones de Salvatierra, ni una palabra.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...