Un exempleado de YPF cuestionó a una abogada del foro local que se adjudicó la representatividad de un grupo de trabajadores que hace 26 años compraron un predio de 13 hectáreas en la zona este de la ciudad para construir sus viviendas. Se trata de personas que estaban afiliadas a la exmutual de Campamento Vespucio, quien fue la gestora de la operación. La entidad no pudo escriturar los lotes al haber sido intervenida cuando YPF fue privatizado en 1992. Por esta situación la mutual quedó bajo la órbita del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) y en proceso de liquidación a cargo Juzgado Nacional Federal 37 de Capital Federal. El despido de los trabajadores de la empresa agravó más aún la situación. Fue así que los 280 empleados que pagaron su terreno quedaron imposibilitados de efectuar los reclamos por falta de representantes que movilizaran el expediente. El caso se conoció a partir de los datos aportados por la abogada Juana Graciela Santucho Giménez, quien en una nota publicada por El Tribuno el 1 de julio pasado aseguró que el liquidador la autorizó a realizar los trámites para regularizar la entrega de los lotes. Según la letrada se interiorizó del tema a pedido a la esposa de un socio que pagó las 60 cuotas para tener su lote y que por ello viajó a Buenos Aires donde se entrevistó con las autoridades del Inaes, quienes le informaron que en todo este tiempo nadie se presentó a reclamar por el predio.
Roque Espoz, exsocio de la mutual, aseguró que nada de lo que afirma la abogada se ajusta a la verdad y que él tiene el aval de 136 personas para representarlos en estos trámites. "Junto a otros compañeros somos los custodios del predio y merced a las gestiones que realizamos hemos evitado que los terrenos fueran expropiados", aseguró. Como prueba de sus dichos exhibió los comprobantes de pago de impuestos municipales que adeudaban. "A partir de un convenio que firmamos con los centros vecinales de la zona que construyeron cinco canchas de fútbol, logramos que el predio se mantuviera ocupado", afirmó. Espoz explicó que con el patrocinio del abogado Federico Magno iniciaron los trámites para la prescripción adquisitiva del predio. "Lo que queremos es regularizar esta situación para que todos los que pagaron reciban su lote", dijo. Y agregó: "A la gente le pedimos que no firmen avales porque corren el riesgo de quedarse sin nada y que la abogada Santucho no representa los intereses de quienes compramos los terrenos"

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora