No es casual tener una provincia sobrepasada de inequidad desde hace muchos años. Existe una pobreza estructural desde hace cientos de años que no se produjo al azar y tiene que ver en parte con las conquistas y la organización institucional de la época. Los españoles durante sus conquistas se enfocaron en las zonas de mayor proporción extractiva. Es decir, en las zonas con mayores recursos y facilidad para su explotación. El noroeste argentino era parte de las "instituciones extractivas", junto con el Potosí, quienes comparten esta pobreza persistente a lo largo de los años.
Pero, ¿qué significa que un país o región tenga instituciones extractivas?
Por instituciones queremos decir las reglas que gobiernan y moldean la vida política y económica. Las instituciones políticas extractivas consisten de dos dimensiones importantes. Primero, éstas distribuyen el poder político en pocas manos. Segundo, presentan un estado central que no es fuerte pues no provee los bienes públicos claves. Los países varían en estas dimensiones.
Las instituciones inclusivas son aquellas que permiten y alientan la participación de la mayoría de las personas en actividades económicas y políticas. Las instituciones extractivas son aquellas que están diseñadas para extirpar las riquezas de un sector de la sociedad para beneficiar a una élite/oligarquía privilegiada.
Las instituciones económicas inclusivas crean los incentivos y oportunidades necesarias para promover la energía, creatividad y el espíritu emprendedor en la sociedad. Hacen respetar el derecho de propiedad. En otras palabras, las que brindan previsibilidad y reglas claras. Reparten el poder de forma plural y no permiten que se viole el estado de derecho.
En promedio los países subdesarrollados tienen instituciones económicas extractivas mientras que los desarrollados tienen instituciones inclusivas. Pero estos conceptos aplican de igual forma a las diferencias entre regiones dentro de los países. Ya mencioné que en promedio los países subdesarrollados tienen instituciones extractivas, pero dentro de los países algunas regiones pueden ser más extractivas que otras. Esta teoría implica que estas diferencias dentro de Argentina pueden ser explicadas por el hecho de que el Noroeste tiene más instituciones extractivas políticas y económicas que el resto del país.
A lo que quiero llegar es que desde este punto de vista, el fracaso de las naciones no radica solamente en la escasez de capital, ni en la aplicación de políticas económicas o sociales erróneas, tampoco por la cultura, el clima, o la geografía, son las instituciones las que determinan el destino de las naciones y evitan que una democracia se convierta en una cleptocracia. Pues cuál es la respuesta, en la actualidad, a esta situación. El gobierno actual propone pasar de instituciones políticas y económicas extractivas a unas inclusivas en el noroeste argentino a través del llamado "Plan Belgrano".
Propone mejoras sustanciales en el transporte ferroviario y aéreo y en la infraestructura vial; acciones de inclusión social como la construcción de 250.000 viviendas, conexiones de agua y cloacas, un fondo de reparación histórica para compensar las desigualdades actuales entre el norte y el resto del país, ampliar la cobertura de la AUH; fortalecer la contención escolar y la atención primaria de salud; combatir la informalidad laboral y el narcotráfico y una reforma política y electoral.
El debate debe partir del análisis minucioso de cómo se instrumentará el plan y responder a esta pregunta: ¿Sirve o no sirve el Plan Belgrano, no sólo para solucionar viejos problemas de reparación histórica, sino para pasar de instituciones políticas y económicas extractivas a las inclusivas?

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora