Defensa Civil de la ciudad de Rosario de la Frontera pide extremar las medidas de precaución durante la época invernal para evitar intoxicaciones con monóxido de carbono. Piden a los vecinos prevención, tales como no usar hornallas de cocina y/o el horno como forma de calefacción y apagar las estufas durante la noche.
También se debe al comienzo de la época de bajas temperaturas verificar que no estén obstruidos los conductos o rejillas de ventilación de la vivienda. "Un simple espacio por donde circule aire fresco es fundamental y puede salvar una vida", señalaron desde la Oficina de defensa Civil.
El personal también hizo hincapié en la peligrosidad que reviste el uso de braseros o estufas a querosén para calefaccionarse. "Si no puede evitarse usarlas, hay que sacarlas del ambiente antes de acostarse. Es preferible abrigarse con más ropa", destacaron.
Informaron que, ante cualquier emergencia, se debe llamar al hospital local al 107 / 481008; a Defensa Civil al 483133 y a los Bomberos Voluntarios al 100.

Los síntomas


La inhalación de monóxido de carbono produce diversos síntomas, tales como dolor de cabeza, náuseas, vómitos, mareos, debilidad, cansancio y/o pérdida de conocimiento.
En altas concentraciones puede generar la muerte en pocos minutos.
Ante estos primeros indicios, se deben abrir todas las puertas y ventanas, mantener los ambientes bien ventilados y retirar a las personas que se encuentren en el lugar contaminado de inmediato.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora