El ingeniero Fabián Pons preside el Observatorio Vial Latinoamericano (Ovilam). Hasta 2013 fue gerente general del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi). El Tribuno lo consultó sobre los controles de alcoholemia con tolerancia cero, los márgenes de error que presentan las mediciones y las calibraciones regulares que prevén las normativas vigentes para validar el uso de los etilómetros o alcoholímetros.

En Salta se denunció el uso de alcoholímetros que no están verificados por el INTI. ¿Puede hacerse así? ¿Conocen ustedes casos similares en otros puntos del país?
Sabemos de varios municipios que no tienen sus etilómetros calibrados. Quien tiene que certificarlos, para que puedan ser usados, es el INTI. Un aparato con problemas de calibración puede dar falsos positivos o no medir el alcohol en sangre. Si un etilómetro no se calibra como corresponde, nadie puede garantizar que sus mediciones sean las correctas.

¿Qué otras situaciones discutibles pueden presentarse en un control de alcoholemia con tolerancia cero?
A veces, por ayunos prolongados o por el consumo de ciertos medicamentos, puede darse el caso de que el etilómetro marque positivo, con 0,1 gramos por litro de alcohol (g/l), sin que se haya ingerido nada de alcohol. Por eso se dispusieron márgenes de tolerancia hasta en países que tienen políticas de seguridad vial ejemplares, como Suecia, donde el límite es de 0,2 g/l. Lo mismo sucede en naciones vecinas como Chile y Uruguay, donde se permite hasta 0,3 g/l.
¿Qué opinión tiene usted sobre la tolerancia cero al alcohol?

Como primer punto, es necesario aclarar que no existe el cero absoluto. Cualquier alumno de un secundario técnico sabe que el cero absoluto no existe. Mucho menos en la alcoholemia, ya que esta se mide con aparatos que tienen sus propios márgenes de error. El problema no está en la persona que tiene 0,1 o 0,5 gramos de alcohol en sangre, que es el límite marcado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El problema está en el que maneja borracho. Como no se toman decisiones, y nadie pone lo que tiene que poner para mandar presos a los borrachos que matan, como pasa en todo el mundo, se intenta mostrar que algo se hace con legislaciones que no abordan ni solucionan el problema central.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 13 meses

Correctísimo lo que dice este ingeniero. Pero para la coimisión y corrupción no hay límites en este triste país.

Exequiel  Bautista
Exequiel Bautista · Hace 13 meses

Según la ley, el equipo debe estar homologado y verificado por el INTI, caso contrario no se pueden usar con fines recaudatorios. La tolerancia 0 es un invento político, en virtud de algo que sobrepasa la capacidad de control de los organismos públicos, por lo que me parece muy coherente lo que dijo este señor.


Se está leyendo ahora