Murió China, la perrita mascota del Hospital Materno Infantil. La noticia generó un profundo pesar en los trabajadores del nosocomio y en todos lo que tuvieron la oportunidad de conocerla. Llegó allí el día de la inauguración del nuevo edificio, en 2000, y nunca más se fue. El personal la adopto como propia y hasta tenía su casita en una de las alas del edificio. "Era tierna, compañera y adorable", contó la gente del lugar.
Sebastián López, enfermero, recordó que China era mimada por todos. "No solo la quería el personal del hospital, sino también los enfermeros, instrumentistas y los profesionales que llegaban a realizar sus prácticas o residencia al Materno Infantil. Los médicos le compraban ropita, los guardias y enfermeros la alimentaban, todos le brindaban su cariño".
La perrita era prácticamente una recepcionista en el sector de ingreso del personal. Solía esperar la llegada de todos y cada uno de los empleados y a la hora de salida, acompañaba a muchos hasta la parada del colectivo o hasta el estacionamiento, como despidiéndolos después de la tarea diaria, para luego regresar a la sala donde tenía una cómoda casita.
Este año, como consecuencia de su edad avanzada, su salud desmejoró. Se la veía débil, dormía mucho, comía poco y tenía incontinencia urinaria. Tal es el respeto y el cariño que se ganó dentro del hospital, que fue atendida como un paciente más."Los guardias le cambiaban la sábanas, le forraron el colchón porque se mojaba. Los enfermeros la bañaban y como tenía una úlcera en una de sus patitas, hasta se le cambiaba el vendaje a diario", explicó Sebastián.
"Los guardias le cambiaban la sábanas, le forraron el colchón porque se mojaba. Los enfermeros la bañaban y como tenía una úlcera en una de sus patitas, hasta se le cambiaba el vendaje a diario", explicó Sebastián.
China se pasó la vida brindando cariño a su entorno y ese cariño le fue retribuido con creces. El día de su fallecimiento, martes 24 del mayo, el personal colocó una dedicatoria en la puerta de entrada al hospital con la leyenda: "Se comunica el fallecimiento de nuestra querida China, mascota fiel de la institución y quien nos acompañó desde la construcción del edificio. QEPD".
Algunos ya piensan en colocar una placa en el sector de personal, para que China los siga acompañando, como lo hizo siempre, en el Hospital Materno Infantil.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...