Falleció el empresario Rubén Rivarola (Sr.)

19-05-2012 - Sus restos fueron inhumados en la tarde de ayer en Palpalá. Destacadas personalidades acompañaron a los deudos.

Una cálida y emotiva despedida recibieron ayer los restos del empresario Rubén Rivarola, quien a los 89 años de edad falleció en San Salvador de Jujuy. Rodeado del amor de su familia, y el afecto de quienes conocieron su calidad humana y su hombría de bien, Don Rubén será recordado como alguien que, sin desmayos, honró el trabajo fecundo, la unión de la familia y las amistades verdaderas. Había nacido en Tartagal, provincia de Salta, el 5 de mayo del año 1924 y siendo muy joven, se trasladó a Buenos Aires, buscando horizontes más amplios para su vocación de hacer. Casado con Gilma Mealla, encontró en ella la compañera ideal para todos los sueños y los logros, y con ella compartió hasta el último momento los honrados desvelos por seguir brindando lo mejor de sí a su comunidad. Padre de tres hijos, Noemí, empresaria como él y su mano derecha en las empresas que creó; Vilma, profesora y actual diputada provincial, y Rubén Armando, también empresario y hoy diputado nacional del Frente para la Victoria por Jujuy, a quienes formó en la disciplina del trabajo a partir de su propio ejemplo.


Su primera actividad fue el transporte y distribución de bebidas, rubro de próspero futuro en la Capital Federal, pero siempre deseoso de regresar al norte, finalmente se radicó en Jujuy, donde siguió con el trabajo elegido. A partir del esfuerzo constante, y siempre acompañado por su familia, crecieron bajo su mirada directriz las empresas Transportes Rivarola, Trame, Exi, Bodegas El Crestón distribuidora de bebidas, y muchos otros emprendimientos que además de aportar importantes cuotas de desarrollo a Jujuy, generaron puestos de trabajo genuino para gran cantidad de hogares jujeños, y se convirtió en uno de los empresarios más pujantes y respetados de la ciudad de Palpalá y de las provincias de Jujuy y Salta, a donde extendió sus actividades. Más allá de la semblanza del empresario, Don Rubén Rivarola quedará en el recuerdo vivo de los que los conocieron como el padre ejemplar que instó a los suyos a sostener los valores imperecederos de la unión de la familia, cimentada en el amor y el respeto. De igual forma, como hombre de sólidas convicciones y de códigos transparentes, será evocado como un ícono del culto a la palabra empeñada y a las amistades sinceras y desinteresadas.
 

El adiós


Ayer, sus restos recibieron cristiana sepultura en el cementerio Jardín de las Rosas de la ciudad de Palpalá, y fueron despedidos por su esposa, hijos, hijos políticos, nietos y bisnietos, y gran cantidad de amigos.
Su partida deja un enorme vacío en la sociedad jujeña, que será llenado seguramente, cuando el tiempo mitigue el dolor, por el valioso ejemplo de una vida dedicada a los demás.
 

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te Puede Interesar

Comentá esta noticia