Un joven de 20 años, el cual se encontraba en estado desesperante luego de chocar contra un poste de luz, finalmente falleció esta madrugada, según se informó.
El hecho ocurrió ayer alrededor de las 8, cuando tres jóvenes amigos de 19, 21 y 24 años iban a bordo de un Fiat Uno negro. Circulaban por la calle Francisco López, de sur a norte, en contramano. Al llegar a la avenida Independencia chocaron contra un Fiat Palio conducido por un oficial de la Policía, quien presta servicios en la sección Bicipolicías.
Tras el impacto, el conductor del Fiat, de 20 años, siguió por la avenida Independencia, en dirección este-oeste, pero al doblar por la calle Obispo Romero, al parecer por un desperfecto mecánico (aunque los motivos se tratan de establecer) terminó impactando contra un poste de cemento, el vehículo quedó atravesando en la vereda. Varios llamados al 911 alertaron sobre el siniestro.
Un móvil policial arribó al lugar del hecho. Los efectivos hallaron al conductor del Fiat tendido en la vereda, al lado de un gran charco de sangre. A raíz del impacto sufrió gravísimas heridas en la cabeza. Otro de los jóvenes, de 24 años, estaba en el vehículo también con una herida en la cabeza; el policía a quien habían chocado lo sacó del auto. En tanto, el otro joven, de 21, resultó ileso. Una ambulancia del Samec arribó al sitio. Una enfermera asistió al conductor del Fiat, domiciliado en el barrio Don Emilio, que fue trasladado en código rojo al Hospital San Bernardo, donde quedó internado en la terapia intensiva en gravísimo estado. Finalmente falleció esta madrugada a las 3.
Personal médico de otra ambulancia examinó al joven de 24 años, residente en villa Primavera, y le diagnosticó un traumatismo encéfalo craneano con herida cortante en el cuero cabelludo. También fue trasladado hacia el centro asistencial, donde le suturaron la herida y horas más tarde le dieron el alta médica.
El joven de 21 años no requirió asistencia de los profesionales, al igual que el oficial propietario del Fiat Palio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial


Se está leyendo ahora