Trágico final tuvo el accidente protagonizado por un niño de 9 años, que sufrió un aplastamiento mientras jugaba en un campo ubicado en la localidad de Betania, perteneciente al municipio de Campo Santo.
La víctima fue identificada como Kevin Segundo, quien perdió la vida luego de sufrir graves heridas el lunes cuando cerca de las 18 cayó sobre su humanidad una rastra de arado. El hecho causó gran conmoción y tristeza en el pequeño poblado
El accidente tuvo lugar en la finca San Roque, perteneciente a la familia Cheka, lugar donde tiene residencia y trabaja la familia Cruz Segundo. El pasado lunes, alrededor de las 18, Kevin, de 9 años se encontraba jugando en cercanías de su vivienda, en un sector donde se guardan las maquinarias agrícolas luego de finalizada la jornada laboral en el campo, una de ellas, una rastra o "raspadora", como la denominan en la zona, estaba calzada a un tronco que la mantenía elevada. Mientras jugaba en el lugar, el niño sin querer rozó el tronco y lo sacó de su eje, perdió el equilibrio y la rastra cayó sobre él.
Alertados por los gritos, familiares del infortunado niño lo sacaron debajo de la pesada máquina y rápidamente llamaron al 911.
La patrulla policial que llegó al lugar se encontró con la grave situación y decidió que el niño sea trasladado de manera urgente al centro de salud de Campo Santo. Con dificultades para respirar, Kevin expulsaba sangre por su boca y presentaba una profunda herida en el rostro, ante la gravedad de las heridas decidieron trasladarlo hacia el hospital Joaquín Castellanos, desde donde lo derivaron al San Bernardo.
El niño fue operado de urgencia y de acuerdo al parte médico presentaba aplastamiento de tórax, un serio hundimiento de costillas y rotura de clavícula, todo en el lado derecho de su cuerpo.
Lamentablemente, a pesar de haber logrado estabilizarlo tras la operación, el pequeño no pudo resistir y falleció el martes a las 17.30, 24 horas después de ocurrido el accidente.
La tragedia enlutó y conmocionó no solo a la familia del menor, sino también a los amigos y vecinos que viven en la pequeña población.
Una fatalidad se llevó la vida de un niño que no pudo advertir el peligro que corría mientras jugaba inocentemente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...