El Juzgado de 1ra. Instancia del Trabajo N§ 2 falló en contra de la Municipalidad de Salta y el gremio de la UTM y ordenó no descontar el 1,5% de su salario a un grupo de trabajadores nucleados en el gremio APOC.
La jueza Alejandra Inés Salim resolvió hacer lugar a la medida cautelar de no innovar y ordenó a la "Unión de Trabajadores Municipales de Salta (UTM) y a la Municipalidad de Salta que se abstengan de aplicar los descuentos correspondientes al "Aporte Solidario'' establecido en el artículo 131 del Convenio Colectivo de Trabajo, sobre los salarios de los trabajadores que prestan servicio en el Tribunal de Cuentas Municipal que se encuentren afiliados a la Apoc Salta".
Esta medida solo beneficia, en principio, a los 40 afiliados a la Asociación del Personal de Organismos de Control, que trabajan en el Tribunal de Cuentas Municipal, pero son más de 4.000 los trabajadores municipales a los que se les hará el descuento.
"Con este amparo logramos proteger los derechos gremiales de nuestros afiliados", dijo a El Tribuno Adrián Amén, titular de APOC. El sindicalista espera dialogar con el intendente electo Gustavo Sáenz, para que las cosas queden claras.
El problema se desató por el artículo 131 del convenio colectivo de trabajo municipal, que establece un aporte solidario del 1,5% de los haberes de todos los trabajadores de la Municipalidad de Salta. Estos fondos serán girados al gremio UTM. Además, el municipio le debe dar el 1% de los sueldos de los trabajadores a este sindicato.
El descuento tendría que haberse realizado con el pago de los sueldos de noviembre, pero por la ola de protesta que generó entre los empleados, el intendente saliente Miguel Isa firmó una acta acuerdo para suspender la medida por 30 días. Esta fecha se está cumpliendo y los descuentos se deberían realizar con los sueldos de diciembre que se cobrarán los primeros días de enero, por lo que el próximo intendente Gustavo Sáenz recibirá una bomba a punto de estallar que deberá resolver.
La administración saliente sostiene que el descuento es válido, ya que está asentado en el convenio colectivo de trabajo y que será la Justicia la que debe decidir sobre la validez del polémico artículo.
"Si hacen el descuento, vamos al paro"
Ni bien asuma el electo intendente de capital, Gustavo Sáenz, tendrá muchas cosas por resolver. Uno de los temas que más inquieta a los trabajadores municipales es si se realizará el descuento del 1,5% de los salarios para ser entregados al gremio de la Unión de Trabajadores Municipales (UTM), como establece el convenio colectivo de trabajo.
Si bien esta medida fue suspendida a fines de octubre pasado, Sáenz deberá decidir qué es lo que se va a hacer. El punto es que desde la Agremiación de Empleados Municipales (Ademus) ya adelantaron que si hay descuento van al paro.
"La otra semana trataremos de juntarnos con el electo intendente Gustavo Sáenz para pedirle que no se haga el descuento del 1,5% a los compañeros. Si hay descuento salimos a las calles y habrá paro", le dijo a El Tribuno César Molina, titular de Ademus.
El sindicalista aseguró que "esto es un robo solidario y no un aporte solidario".
Molina contó que ellos realizaron una presentación en el juzgado federal 1 de Salta para que no se aplique el descuento. La presentación es contra la Municipalidad de Salta y el Ministerio de Trabajo de la Nación por homologar el convenio colectivo que avala el descuento en detrimento de todos los trabajadores afiliados o no al gremio UTM. El gremialista dijo que en su momento ni el Concejo Deliberante se opuso a este artículo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora