Nuevamente hay faltante en Orán de glucantime, medicación indispensable para el tratamiento de la leishmaniasis, una enfermedad endémica, propia de la zona tropical.
Desde hace dos meses, el hospital San Vicente de Paul no cuenta con glucantime. Al cierre de esta edición, no había información oficial sobre las causas de dicho faltante.
Al tratarse de una enfermedad de denuncia obligatoria (ley 15465), la medicación no se encuentra disponible para la venta en farmacias, sino que es distribuida por el Ministerio de Salud a los distintos hospitales de todo el país.
Actualmente, los pacientes oranenses están recibiendo un tratamiento paliativo, pero muchos lo abandonan porque deben internarse 14 días. Actualmente son 4 las personas que reciben dicho paliativo, con Amfotericina B.
En lo que va del año, el hospital atendió un promedio de 70 pacientes. La terapia debe realizarse durante seis meses y los enfermos tienen una recuperación ambulatoria.
Faltante en Bolivia
Un dato que preocupa a los pacientes es que en la zona fronteriza de Bolivia tampoco cuentan con el medicamento.
Fuentes consultadas aseguraron que la situación del vecino país sería aún más drástica, ya que en el departamento de Tarija no habría disponibilidad del medicamento.
Cabe recordar que en agosto de 2015, el hospital oranense recibió en calidad de préstamo 700 dosis de Tarija.
El glucantime
Especialistas del área explicaron que el glucantime se fabrica en Francia y su provisión depende de los pedidos que hagan ante la Nación aquellas provincias donde la patología es endémica.
Como se trata de un medicamento específico, el laboratorio provee según lo que solicita cada país.
La compra de dicho medicamento solo se realiza desde el Ministerio de Salud de la Nación mediante una autorización de la Organización Mundial de la Salud, directamente con los laboratorios.
¿Qué es la leishmaniasis?
Es una enfermedad tropical que provoca una herida superficial, pero si evoluciona llegar a mutilar partes del cuerpo. Es transmitida por un mosquito hembra o flebótomo, que se cría en malezas con humedad y en la basura.
Clínicamente, la enfermedad se puede presentar de forma cutánea, en las mucosas y en las vísceras, afectando al hígado y bazo. Esta última es la forma más grave, ya que puede ocasionar la muerte.
Fuentes consultadas aseguraron que en la ciudad de Orán aumentaron los casos urbanos, principalmente por la ampliación de la frontera agrícola, con más tierras de cultivo que invaden el hábitat del mosquito transmisor.
El diagnóstico precoz de la leishmaniasis es lo que permite aplicar el tratamiento adecuado para controlar su evolución. Según el protocolo sanitario de nuestro país, una vez detectada la enfermedad, el paciente debe realizar las consultas únicamente en el hospital, encargado de realizar el tratamiento.
x
x

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora