Los propietarios y asignados de los 575 lotes de los terrenos conocidos como Pereyra Rozas se manifestaron ayer por la mañana en el centro de la ciudad, confluyendo en la puerta del Banco Hipotecario, encargado de aportar los créditos de la línea Procrear.
La entidad financiera aprobó la semana pasada algunas de las carpetas presentadas, pero no actualizó los montos crediticios, que oscilan entre los 260 y 520 mil pesos. "No se puede construir con ese dinero, con una inflación de más del 40% es obvio que se necesita readecuar los alcances de la línea", aseguraron.
Asimismo, comentaron que se están incumpliendo algunos de los puntos acordados con la bancada y la Unidad Ejecutora de Procrear en Salta, a cargo de Rubén Fortuny. "El Gobierno y el Hipotecario habían llegado a un acuerdo para que no se nos cobre la escritura y los gastos hipotecarios, sin embargo, a los que recibieron la aprobación de carpeta la semana pasada les quieren cobrar esos conceptos", denunció Celeste Bovari, quien añadió que esos gastos ascienden a unos 18 mil pesos en total.
En diálogo con El Tribuno, otros de los cerca de 40 manifestantes expresaron que están perjudicados por la falta de obras de infraestructura básica en el loteo, que continúa sin ser un lugar viable para la urbanización. El Gobierno provincial se había comprometido a finalizar esas obras en marzo último, hace ocho meses. "Fortuny mintió cuando dijo que ya estaba lista la obra, no está ni cerca de terminarse", completó Bovari.
El Hipotecario argumenta que no puede agilizar la acreditación a los beneficiarios del Procrear, justamente porque la zona adonde iban a construir, el loteo Pereyra Rozas, todavía no tiene conexión de servicios, alumbrado público ni demarcaciones de cordones cunetas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora