Vecinos que armaron casillas improvisadas con plásticos, chapas y algunos bloques le contaron aEl Tribunoque hace siete meses están asentados a la vera del río Arenales. Se encuentran al costado de los barrios Atocha II y III, del departamento San Lorenzo, en la zona oeste de la ciudad.
Son unas 40 familias sin terrenos ni viviendas propias que no pueden seguir pagando un alquiler y decidieron asentarse. Varios ya empezaron a levantar habitaciones con bloques y cemento y hay conexiones clandestinas de agua y luz.
"Estamos a la espera de que Edesa habilite con un convenio para que podamos poner los pilares y pagar la luz", explicó David, uno de los integrantes del grupo, quien prefirió no dar su apellido.
Agregó: "Los vecinos de Atocha dicen que nosotros no queremos pagar, que les quitamos luz a ellos, pero no es así. Nosotros queremos pagar los servicios y quedarnos donde estamos".
Según David, para organizar el asentamiento se hicieron trámites en la Ciudad Judicial. Aseguró que nunca hubo peleas o disturbios entre los vecinos.
"Queremos acceder a nuestros lotes, pero en los últimos sorteos de la zona salió otra gente y no nosotros", expresó el hombre.
En los últimos días, varios estaban descargando bloques que compraron para levantar pequeñas habitaciones. Algunos indicaron que estaban haciendo pozos ciegos.
Mario se instaló con unos plásticos hace dos meses. Es remisero y dijo que su señora abrió un expediente en la Subsecretaría de Tierra y Hábitat en 2002 pero, a la fecha, no obtuvo respuesta.
"Se asentaron hace no más de cuatro meses. Es un peligro porque están a metros del río. Si sube el agua, se va a llevar todo", dijo una vecina de Atocha. Es que ya hay antecedente de inundaciones en la zona y la última fue el año pasado.
Por esta situación, y por la inseguridad que reina en la zona, se iniciaron reuniones entre vecinos y referentes de algunas instituciones comunitarias para plantear estrategias y posibles soluciones.
Uno de los temas que se trataron fue la situación de este grupo de vecinos. "Si la lluvias siguen y el río sube, el agua va a arrasar con todo", dijo una mujer que vive en Atocha III. También mencionaron que el grupo se agranda y que ni la Policía ni personal de la Municipalidad dan una solución a este problema.

"Se hicieron gestiones"
Desde la Municipalidad dicen que advirtieron sobre el riesgo. Voceros de la Municipalidad de San Lorenzo explicaron que el propio intendente, Federico Parra, se acercó a las familias que se asentaron cerca del río para advertirles sobre el peligro de permanecer en el lugar por la corta distancia que existe entre las viviendas y el cauce.
Según se informó a este medio, el intendente inició gestiones y pedidos a la Subsecretaría de Tierra y Hábitat del Gobierno de la Provincia para que se les dé una solución a este grupo de familias.
"También es importante que se sepa que los vecinos sanlorenceños tienen necesidad de lotes y que el intendente realizó gestiones para que la Provincia les ofrezca una posibilidad a unas 300 personas que están a la espera de una solución y no son del grupo de familias que se asentaron a la vera del río", explicaron desde la Municipalidad de San Lorenzo.
Hasta ahora no hay respuesta a este pedido. Desde la comuna agregaron que las familias que están ocupando terrenos a la vera del río son de Salta capital y no de San Lorenzo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...