*

Familias se disculparon por usurpar
Las ochenta familiar que el domingo en la mañana usurparon terrenos privados en la zona este deChicoana, terminaron por deponer su actitud y pidieron disculpas por la usurpación a la familia propietaria del predio de unas 5 hectáreas aproximadamente. Ahora se unirán entre todos para organizarse y adquirir un terreno donde puedan edificar sus hogares.
Todo terminó en paz y sin mayores conflictos. Los vecinos se presentaron este lunes al mediodía en la Municipalidad en busca de apoyo por la situación que atraviesan. Entre tanto, un centenar de policías de diferentes fuerzas seguían apostados en el frente del predio usurpado ante la inminente orden de desalojo.
Héctor Morales, referente de las familias, comentó la situación por la que atraviesan y que culminó en esta usurpación: "Cometimos un error con la apropiación de este terreno, somos ochenta familias que necesitamos viviendas. Vamos a formar una especie de cooperativa para trabajar en la compra de terrenos. No queremos nada gratis. Llegamos a esta medida de ocupación porque tenemos esta sentida necesidad de tener un techo propio".
La mayoría de estas familias son trabajadores rurales. Muchos de ellos están inscriptos en el Instituto Provincial de la Vivienda pero hace años no tienen la fortuna de salir en los sorteos. Otros deambulan de finca en finca buscando albergue para sus familias en los conventillos.
"No tenemos dónde vivir. No hay alquiler ni viviendas ni terrenos. No nos quedó otra salida. Tenemos la idea de que con la ayuda del municipio, logremos conseguir algún terreno para adquirir. Esta semana nos reunimos para decidir la manera de trabajar con todas las familias. Nos pusimos como fecha el mes de abril para iniciar la planificación de nuestra proyecto que sería comprar un terreno para todas las familias", acotó Morales al finalizar la reunión con Esteban Ivetich jefe comunal de Chicoana.
La idea es también depurar el grupo con las familias que tengan la real necesidad de vivienda a diferencia de acciones especulativas de otros, que amparados de las urgencias de los sin techo, aprovechan la ocasión para presionar por estos actos al margen de la ley.
"Vamos a ayudar a estas familias porque la falta de viviendas es real en nuestra comunidad y en la provincia. Lo que hay que dejar en claro, que vamos a poner toda la voluntad de diálogo sin usurpar terrenos ajenos del Estado. Debe ser un trabajo entre el Estado y las familias con problemas reales de vivienda", dijo Ivetich.

Mediación policial

Los vecinos llegaron al diálogo con el ejecutivo gracias a la intermediación de la comisario Gladis Albornoz, encargada del operativo de seguridad en el predio usurpado.
La funcionaria policial logró convencer a los cabecillas del grupo para dialogar con el ejecutivo municipal y deponer su actitud antes de ser judicializado el conflicto.
Las familias retiraron las carpas y se prestan a reunirse hoy miércoles para comenzar a trabajar en una especie de cooperativa cuyo objetivo sea organizar la compra y la forma de pago de los terrenos que necesitan.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...