¿Qué puede decir con respecto a la denuncia de violencia de género que se está planteando?
Primero, que me parece bien que organizaciones civiles que luchan contra la violencia de género hagan públicas estas situaciones. Hay una infinidad de causas relacionadas con este tema que son realmente complicadas y vergonzosas. Pero me parece que están un poco mal informadas o con una información que viene solamente de una de las partes.
La causa ya tiene su tiempo. He acatado todas las órdenes, restricciones y citaciones. Me he sometido a exámenes médicos por las lesiones que yo también tengo. He hecho todo lo que me ordenó el Ministerio Público, como cualquier persona.
Lo que me preocupa de los dichos de la señora Marta César (de la Multisectorial de Mujeres) es que está incorporando hechos que no tienen absolutamente nada que ver.
Los jueces estamos muy expuestos a estas situaciones, no solo en el orden personal sino también cuando se nos critica porque hemos emitido una sentencia que no es agradable para el común de la gente.
Me parece que la causa toma relevancia porque el acusado es un miembro que imparte justicia con sus sentencias. Por eso hay que ser muy cuidadoso en estar informado de cómo es el proceso, cómo está actuando el Ministerio Público y el Poder Judicial.
Hacen referencia a que las querellantes tuvieron una serie de inconvenientes. Yo puedo decir que los inconvenientes que mencionan son los que hay en cualquier causa judicial. No veo que haya trabas de funcionarios judiciales o del Ministerio Públicos.
Con respecto a la denuncia...
La fiscal actuó como corresponde. Me citó a la audiencia de imputación. He prestado mi declaración.
Lo que me parece que está mal es que se trate de distraer la cuestión con una posible injerencia mía, al ser juez, sobre las instituciones. Se está hablando mal del Ministerio Público, de jueces y del Ministerio de Defensa, con la excusa de que hay entorpecimiento.
Con respecto a la denuncia...
Los comentarios de la señora César están bastante carentes de información de la causa.
¿Qué dice sobre el hecho que se denuncia?
Sobre el hecho no voy a hablar porque eso sería vulnerar la intimidad de la denunciante. Yo ya presté declaración como corresponde y di mi versión de los hechos. En la causa está lo que dice la denunciante y lo que digo yo. Ahora se está en una etapa de pruebas. En base a eso acataré las decisiones que hayan y estoy totalmente sometido al proceso judicial.
Entonces no va a decir públicamente si es inocente o culpable.
Eso lo tiene que determinar la Justicia. Yo, obviamente, estoy ejerciendo mi derecho de defensa porque considero que los términos que expresa la denunciante no son ciertos. El ser inocente o culpable lo determina la Justicia, no el acusado. Estoy defendiendo mi verdad.
El que determina es el juez pero, frente a una acusación, uno puede decir...
Estoy defendiendo mi derecho a defensa y la denunciante, el derecho a denunciar. El que determina si uno es inocente o culpable es el juez.
Incluso uno de los delitos de los que me acusan fue de oficio. Me parece que hay que ser prudente en no mezclar y no desprestigiar las instituciones.
No estoy ejerciendo ningún privilegio. Me hicieron un allanamiento. Eso a un juez no se le hace. Uno puede prestarse voluntariamente y es lo que ocurrió. Y no encontraron ningún arma, como se dice en la acusación.
Sé perfectamente qué pasó, cuál es la verdad y es lo que estoy defendiendo. Acá el tema quizás esté un poco sobredimensionado porque la figura acusada es un juez.
Usted dice que el tema está sobredimensionado...
No digo que esté sobredimensionado en sí mismo. No estoy diciendo que las cuestiones de género sean cuestiones menores. Lo que estoy diciendo es que es una causa que llama la atención porque el acusado es un juez.
Es muy delicado confundir a la población con que la justicia no se aplica como corresponde porque el imputado sea juez. Ese sentimiento de falta de protección que hay en la gente cuando se confunden estos temas y se utilizan de manera desproporcionada es muy dañino para la sociedad.
Tengo causas de violencia de género y las he tratado con la delicadeza que corresponde.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Monica Cassels
Monica Cassels · Hace 1 mes

pipo pani (¿Por qué será que tantos super machos son incapaces de hacer comentarios a cara descubierta?) es interesante su teoría de que debe ser una jueza lesbiana la elegida para tratar los casos de la Misandría Salteña. Con esta lógica, habría que suponer que los jueces que juzgan a favor de la Misoginia Salteña son homosexuales.

pipo pani
pipo pani · Hace 1 mes

Lo que se busca con esta información tendenciosa es destituir al Juez, para reemplazarlo por alguna abogada lesbiana util al sistema de la Misandria Salteña Institucionalizad en la justicia, lejos esta esta causa de asegurarle una defensa, no digo una justa defensa, pues sea cual sea el hombre que caiga en manos de la justicia de genrero salteña, lo que menos importa es su inocencia, puesto que ya carga con LA TACHA que significa el hecho de ser un persona MASCULINA. Ayer se cargaron a toda la población que enredaron en los juzgados de generos sin importar nada, hoy en dia se estan cargadndo abogados, medicos y hasta juecez que sean personas masculinas, parecera una paranoia pero es la realidad, realidad que se esta instalando en la sociedad y que dia a dia avanza, quien te dice que no sigan legisladores, y hasta el mismo gobierno en la persona de Urtubey. Estan creando un moustro que creen que podran controlar

miguel hugo rojo
miguel hugo rojo · Hace 1 mes

No me consta en éste caso en particular la culpabilidad o inocencia de las partes para dar una opinión, pero que en el ámbito de la justicia en Salta es un aguantadero de prevaricadores lo reitero una vez más. Y me refiero particularmente a la Corte de Justicia de Salta. Allí hay una mezcla de pusilánimes, desvergonzados, conniventes, prevaricadores, y abominables impíos que se disfrazan de jueces.

miguel hugo rojo
miguel hugo rojo · Hace 1 mes

Lisonjera no soy abogaducho. Tampoco un desagradable defensor de lo indefendible. No me considero poca cosa. Si esa es tu estima, es un problema ajeno a mi persona. Muchas veces se carga en un tercero lo que siente su verdadero yo. ¿Envidia de miserables escarnecedores, faltos de cordura, perversos, necios? Salvo algunos, la maldad de estos insensatos es su naturaleza. Y más allá de nuestras opiniones: La esperanza de los justos es alegría, más la esperanza de los impíos perecerá. Más aún, la justicia de los rectos los librará, más los abominables serán atrapados por su abominación.

Graciela Cerviño
Graciela Cerviño · Hace 1 mes

aja, y lo dice quien??? un bo lu do que solo hace comentarios carentes de prueba por internet? se puede ser tan poca cosa? solo veo resentimiento y envidia en tu comentario. Debes ser un abogaducho que nunca va a llegar a nada. Sa la me

laura  ing
laura ing · Hace 1 mes

no se si le veo cara de violento pero si le veo cara de degenerado

Martin Bianchi
Martin Bianchi · Hace 1 mes

Bien por el Sr Juez! Mientras los delinkuentes tienen fueros, los jueces estan expuestos a que cualquier atorranta los denuncie. Y, en este caso, lo perverso es que se invierte la carga de la prueba: cualquier mujer denuncia lo que se le ocurre y no tiene obligación de probar el daño. Es el imputado el que tiene que probar la falsedad de la denuncia. Estamos todos locos, herencia de una ideología enferma que nos deja la dékada robada!!!

Se está leyendo ahora