La exfiscal Viviana Fein divulgó por primera vez en público su principal hipótesis de investigación sobre la muerte de Alberto Nisman. "Creo que se vio obligado (a sucidarse), lo instigaron o lo indujeron", declaró en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red.
La aparición de la funcionaria judicial que asumió la investigación la madrugada en que el ex titular de la UFI AMIA fue hallado muerto coincide con la publicación en el Boletín Oficial de la aceptación de su renuncia, que fue presentada una vez que la Cámara Federal decidió cambiar de fuero el expediente que analiza los hechos del 18 de enero de 2015 en el piso 13 de Le Parc.
Si bien aseguró que no tiene certezas, Fein fundamentó su hipótesis en un entrecruzamiento de llamados que comenzó la mañana del domingo en la que se cree que falleció Nisman y que culminó una vez que la noticia se hizo pública. Según la versión de la fiscal jubilada, los protagonistas de esas comunicaciones fueron el ex jefe del Ejército, César Milani, el ex funcionario camporista Juan Martín Mena y los ex oficiales de inteligencia Antonio Stiuso, Fernando Pocino, Alberto Massino.
"Estos llamados se dieron durante todo el día 18, desde las 9 de la mañana, y hace pensar que había un grupo de personas que estaba quizás a la espera de algo. Esa era mi línea de investigación: me resultaba llamativo y sugestivo que personalidades de ese calibre estuvieran hablando el mismo día de la muerte en forma ininterrumpida desde la primera hora de la mañana hasta que la noticia tomó estado público", explicó Fein.
La exfuncionaria judicial reveló además que el llamado de Sara Garfunkel a los servicios de emergencia de una prepaga que fue difundido no forma parte del expediente judicial. No obstante, aseguró que lo que se escucha allí corrobora los hechos que hasta ahora están asentados en la investigación."Yo escucho que hablan de la contaminación del ambiente y desde un principio admití que pasaron tres horas en las que no estuve en el lugar. Todo eso es cierto. Pero hay una declaración muy firme que es la de un perito de la querella que dicen que los patrones de la mancha de sangre en el baño no se afectaron", declaró.
"Yo escucho que hablan de la contaminación del ambiente y desde un principio admití que pasaron tres horas en las que no estuve en el lugar. Todo eso es cierto. Pero hay una declaración muy firme que es la de un perito de la querella que dicen que los patrones de la mancha de sangre en el baño no se afectaron", declaró.
Fein indicó que hay detalles muy importantes que indicarían que no hubo una tercera persona en la escena de la muerte. Uno de ellos es el contraste entre las fotos que tomó la Policía cuando ingresó al departamento y la imagen que Nisman le mandó horas antes de su muerte al diputado nacional Waldo Wolff. "La mesa está exactamente igual; no se modificó nada en la mesa, ni una hoja, ni un papel", describió.
Una vez más Fein dijo que no hay pruebas para incriminar al empleado informático Diego Lagomarsino y reveló que en las pericias realizadas en el teléfono celular touch hallaron una huella digital de Nisman, lo que implica que ninguna otra persona tocó el aparato ni se eforzó por borrar rastros después de haberlo manipulado.
"Le pido a Dios que se pueda hacer un dictamen en esta causa, fuese la calificación cualquiera legal, para que pueda darle paz a (Sandra) Arroyo Salgado y a la mamá de Nisman", concluyó Fein.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 6 meses

Igual que ella en la foto, el País entero se agarra la cabeza, cuando se acuerda que esta impresentable "investigó" el caso Nisman. De cuya muerte se cumplieron ayer dieciséis meses y estamos "en cero", como el primer día.

ROSA aybar
ROSA aybar · Hace 6 meses

DEJEN DE JODER , SE SUICIDO Y LISTO


Se está leyendo ahora