El horror sacudió al penal de Villa Las Rosas y como una onda expansiva conmocionó a toda Salta y parte del país. El primer femicidio de este año en la provincia tuvo como víctima a una joven de 18 años, quien fue cruelmente asesinada por su pareja, detenido en la cárcel por otro femicidio que cometió diez años atrás.
Poco después de las 14, Andrea Neri, de 18 años, ingresó en el penal y se reunió con su pareja Gabriel "Chirete" Herrera, de 39. Ella llegó contenta, con el pequeño hijo de ambos nacido los primeros días de noviembre del año pasado.
Fueron a la celda 372 que él comparte con otros cuatro presos, en el pabellón E, pero estaban solos porque iban a tener una reunión íntima.
No pasó mucho tiempo y Herrera salió con el bebé en brazos, lo entregó a los guardiacárceles y les avisó que había matado a la muchacha.
Fue un golpe duro para todos.
La noticia se esparció por todo el penal y también en la vereda, repleta de gente porque era el día de visitas a los internos.
Herrera fue aislado, mientras las autoridades del Servicio Penitenciario se comunicaban con la familia de la joven víctima, hablaban con autoridades del Ministerio de Derechos Humanos y Justicia, empezaban a informar del caso a los medios periodísticos y también a los visitantes para atenuar los rumores y los ánimos.
El año pasado diez mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas, un registro inferior al de 2015, cuando 19 mujeres fueron ultimadas. Andrea Neri es la primera víctima de este año
El fiscal Pablo Rivero llegó al penal, ordenó cercar la celda, mientras los peritos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales relevaron el lugar, levantaron pruebas y luego trasladaron el cuerpo de Andrea para someterlo a una autopsia en la morgue judicial.
Antes de retirarse del penal, el fiscal Rivero confirmó que hoy Gabriel Herrera será imputado por el femicidio de Andrea. Es el segundo que comete: en 2006, Herrera asesinó a su entonces esposa Verónica Castro, quien lo visitaba en la cárcel de Metán donde estaba preso por estafa y robo calificado.
Los familiares de Andrea llegaron en minutos. Su madre y una cuñada recibieron al bebé, luego de que interviniera un asesor de Menores e Incapaces. En la vereda el padre de la joven, Juan Neri, un hermano de la chica y un tío esperaban. Otros familiares y amigos los acompañaban para contenerlos y ayudarlos en los trámites posteriores.
El Gobierno provincial dispuso, en apenas una hora, la intervención del penal, desplazó a su jefe, designó como nuevo titular a Néstor Guaymás y ordenó investigar el caso para deslindar responsabilidades.

"Lo conoció hace un año"

"Andrea lo conoció hace un año justamente acá, por desgracia, vino con la madre a visitar a un primo que estaba detenido y ahí lo conoció", contó José Neri, tío de la muchacha.
Tras ese primer encuentro y otros más, comenzó la relación, a los pocos meses quedó embarazada y a principios de noviembre nació el bebé.
"Muchas veces le habíamos advertido sobre Herrera. La madre lo hizo y en especial el padre, que muchas veces le pidió que terminara con él. Nosotros estábamos preocupados por esa relación por los antecedentes de él. Ella sabía lo que él había hecho en Metán, pero los chicos se ponen tercos...", dijo con voz quebrada.
"Hoy al mediodía fue la última vez que la vimos, estaba con la familia, con sus hermanos porque ella estaba dedicada a cuidar a sus hermanos menores. Había almorzado y luego salió con el bebé para visitar a este asesino", relató el tío, quien acompañaba a su hermano Juan.

El crimen

Hasta anoche no se había explicado la mecánica del crimen. La versión más firme indicaba que Herrera habría ahorcado a Andrea y luego la apuñaló, probablemente utilizando un tallador de madera, una herramienta que los internos de la cárcel utilizan en los talleres de carpintería.
El director general del Servicio Penitenciario, César Rodríguez, recordó que las visitas íntimas "son un derecho que tienen los internos por ley, que establece que deben ser privadas, resguardadas, no puede haber un celador o un personal penitenciario".

Víctimas de un criminal

Verónica Castro, en 2006 y Andrea Neri, ayer, fueron asesinadas por Gabriel Herrera. A Verónica la ahorcó y a Andrea la habría ahorcado.
Los hijos
Tres niños quedaron huérfanos de madre por los crímenes de Herrera. En 2006 eran dos niños de 4 y 9 años; ayer, fue un bebé de dos meses.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 16 días

Que se remil cae por pelotuda! no me vengan ya con pelotudeces... que pobre chica, pobre las pelotas, estaba con ese asesino hijo de puta por voluntad propia!

ROSA aybar
ROSA aybar · Hace 17 días

que tenia caca en el cerebro esta chica. Ese derecho deberían sacarlo el que comete un delito no tiene que tener ningun derecho a nada

bagre chuzero
bagre chuzero · Hace 17 días

que plaga....y va seguir en la misma...va matar de nuevo..la justicia es una mierda...

Andrea Ivanna Núñez
Andrea Ivanna Núñez · Hace 17 días

Me quedé sin palabras y con muchas preguntas. Una chica de 18 años y un hombre de 39? Cómo puede una mujer tener relaciones con un hombre que asesinó a otra? Es obvio que los valores de estas personas eran distintos porque ella también tenía familia en la cárcel.

Soldado Bajo Bandera Soldado Bajo Bandera

Nuevo Código Penal Se permitirán sólo 2 reincidencias. La 1ra vez podrá tener beneficios según la conducta, luego de cumplir 2/3 de la condena. La 2a vez deberá cumplir la pena Completa. La 3a vez Será FUSILADO. La ejecución se llevará a cabo con un Pelotón de Fusilamiento y sus restos serán cremados. Las cenizas entregadas a los familiares, si los hubiere y si las requirieren, de lo contrario arrojadas a la basura. El suelo de Nuestro País NO se abonará con inmundicia dañina.


Se está leyendo ahora