La Justicia condenó al Estado nacional y a un integrante de la Policía Federal (PFA) a resarcir a las hijas de una mujer asesinada por su expareja, a raíz de un descuido de su custodia asignada en el domicilio que ambos habían compartido, se informó hoy.
La medida fue dispuesta por la jueza en lo contencioso administrativo federal Macarena Marra Giménez, al fallar en una demanda por "daños y perjuicios" promovida por las familiares de la víctima.
La jueza dio por probado que la muerte de la victima, cometida por su expareja cuando concurrió a su antiguo domicilio a retirar pertenencias, se produjo por "la falta de servicio del obrar estatal", ya que la custodia dispuesta por el juez se cumplía "de modo irregular" y "de manera negligente".
La condena recayó contra el Estado Nacional-PFA y el oficial Juan Domingo Leiva, condenado a pagar algo mas de medio millón de pesos actualizables a cada una de las hijas de la mujer asesinada.
La victima, cuya identidad se mantuvo en reserva, fue asesinada en febrero del 2010 cuando su expareja concurrió al antiguo domicilio conyugal a retirar sus pertenencias junto a dos efectivos policiales.
Al momento de los hechos existía una prohibición de acercamiento como consecuencia de una denuncia por violencia doméstica que había realizado la mujer contra su exesposo, quien luego de asesinarla se suicidó.
Según la resolución, firmada el pasado 19 de octubre pero difundida hoy por el sitio de la Corte Suprema, www.cij.gob.ar, "se encuentra probado que el descuido del agente policial en la custodia de la Sra. S. –reconocido por el propio oficial Leiva".
El fallo detalla que Leiva dio la espalda a los exconsortes para labrar un acta cuando la mujer estaba juntando sus pertenencias y las de sus hijas. lo que permitió que el agresor la atacara con un cuchillo.
"Por tratarse de una víctima de violencia doméstica pesa sobre el personal policial un deber de seguridad personal, el cual se cumplió de un modo irregular", añade el fallo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora