Gabriel Roberto Herrera prestó declaración hoy y dijo que no tenía intenciones de quitarle la vida a Andrea Edith Neri, pero que sus "celos le jugaron una mala pasada", el femicida. Además manifestó estar arrepentido de lo sucedido.
Herrera solicitó a través de su abogado defensor, prestar declaración como imputado en la causa que se le sigue por el homicidio doblemente agravado de Andrea Edith Neri, ocurrido días atrás en el interior de un pabellón del Penal de Villa Las Rosas cuando recibía su visita íntima.
Herrera declaró que "no quería" matar a su pareja y madre de su hijo de 2 meses, pero que los celos le jugaron una mala pasada y terminó lesionando en forma mortal a la joven con una gubia en la zona del cuello. Agregó que está muy conmovido y expresó su arrepentimiento por lo sucedido.
Esta es la primera declaración que hace Herrera, ya que durante la audiencia de imputación se abstuvo de hacerlo. Cabe recordar que las personas imputadas por algún delito pueden declarar las veces que lo soliciten y sin promesa de decir verdad.
Luego de la declaración en la sede de la Fiscalía Penal 1, a cargo de Pablo Rivero, "Chirete" Herrera fue trasladado nuevamente a la Alcaldía General, donde permanece detenido.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...