La localidad platense de Villa Elisa amaneció ayer conmocionada debido a un hecho de sangre de uno de los tres femicidios perpretados en las últimas horas.
La conmoción por el reclamo #NiUnaMenos aún no pudo ponerle coto a los crímenes contra las mujeres. En tan solo 72 horas, tres de ellas murieron asesinadas en la provincia de Buenos Aires. Un hombre mató de cuatro balazos a la peluquera Liliana Gotardo, de 51 años, cuando salía de su local ubicado en la calle Paunero, municipio de San Miguel.
La mujer había cruzado la calle junto a su empleada para sacar el auto del garaje, cuando, sin intercambiar diálogo alguno, le dispararon nueve tiros. Rápidamente, el sospechoso huyó con un cómplice arriba de una moto.
Gotardo quedó herida de muerte. Pese a haber sido trasladada al hospital de la zona, falleció a raíz de sus heridas.
El principal sospechoso del crimen es su exmarido, Rodolfo Maguna, un suboficial del Ejército Argentino. El acusado quedó vinculado al femicidio luego de prestar declaración ante la Justicia, ya que incurrió en numerosas contradicciones en su relato.
Gotardo se había separado hacía dos meses de Maguna, con quien tenía una pésima relación. Si bien nunca hizo una denuncia por malos tratos, familiares y amigos de la mujer declararon que padeció muchas agresiones de parte de su exesposo, a raíz de sus "celos enfermizos". Con dichos testimonios, el titular de la Unidad Funcional de Instrucción 19 de Malvinas Argentinas, Ricardo Romero, ordenó un allanamiento en la casa del marido de la víctima, en la calle Aristóbulo del Valle y Muñíz, de San Miguel. Allí fueron secuestradas cinco vainas servidas calibre 9 milímetro, y teléfonos celulares de Gotardo y Maguna. La Justicia busca establecer si el sospechoso fue el autor material del crimen o bien ordenó a sicarios a que efectúen el femicidio.
Ese mismo día, otra mujer en la localidad de Ranchos, partido de General Paz, fue asesinada y su pareja detenida. El hombre, de 42 años, fue a la casa donde había vivido hace poco más de un mes y estranguló a su ex mujer, de 27 años. Cuando ingresaron a la vivienda, la Policía Comunal del partido de General Paz hallaron el cuerpo sin vida de la víctima. Cerca suyo estaba su hijo de 2 años. Apenas respiraba: el hombre también quiso asfixiarlo y asesinarlo. Rápidamente el niño fue trasladado de urgencia al hospital, donde le salvaron la vida.
El tercer femicidio se conoció el martes pasado, cuando la Policía descubrió, en la localidad platense de Villa Elisa, el cuerpo sin vida de una mujer que estaba enterrado debajo un pelotero inflable.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora