Entre el viernes 12 y el lunes 15 de agosto, 580 mil turistas viajan por el país, gastando $959 millones en las ciudades que forman el circuito turístico nacional. Según el relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), realizado en 40 de ciudades turísticas del país, las ventas minoristas vinculadas al turismo, informadas por los comercios, fueron en promedio 10,5% menores al año pasado (medidas en cantidades).
En lo que va de 2016, ya hubo 5 fines de semanas largos: Carnaval, Semana Santa (que este año coincidió con el Día de la Memoria), 20 de junio (que este año coincidió con el homenaje al general Güemes), 9 de julio y 17 de agosto, donde viajaron 6,5 millones de turistas con pernocte y dejaron ingresos directos por $11.872 millones en las economías regionales del país.
El feriado por el 17 de agosto es muy tranquilo, con un movimiento turístico escaso, pero que ayuda a inyectar recursos en las economías regionales. Según estimaciones preliminares, se movilizan 580 mil personas, realizando un gasto promedio directo de $959 millones en las ciudades que forman parte del turismo nacional.
En general el feriado que conmemora a San Martín suele ser uno de los más tranquilos del año. Pero en 2016 estuvo además 5% por debajo de 2015, según las ciudades consultadas. Incidió que coincidió con los juegos olímpicos en Brasil, y hubo muchos turistas que aprovecharon a viajar a Río.
La permanencia promedio del fin de semana fue de 2,8 días y el gasto diario se ubicó en $590 promedio por viajante, aunque con una alta dispersión entre ciudades.
Hubo mucho turismo girando alrededor de eventos, carreras, torneos, conferencias, festivales. También prevalecieron viajes a visitar amigos o familiares, donde la gente buscó ahorrar el alojamiento al menos para abaratar la excursión.
Algunos de los destinos más buscados fueron: la costa bonaerense, Córdoba, las termas de Entre Ríos, Mendoza, Misiones, y la Patagonia.
El clima fue bastante agradable en cuanto a temperaturas, pero inestable en cuanto a nubosidad, tanto según el día como la localidad. De todos modos, no fue un factor que sumó o restó el fin de semana.
La falta de poder adquisitivo se sintió en todo el país, no sólo porque frenó viajes sino porque el consumo del fin de semana fue muy moderado. Para los segmentos con algo más de poder adquisitivo, Chile, Brasil y Miami fueron competencias directas con los destinos nacionales, en buena medida por los precios más atractivos (especialmente Chile y Miami).


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora