Es argentino, tiene 39 años y su estudio es el principal asesor comunicacional del ecuatoriano Rafael Correa, uno de los presidentes más carismáticos de América Latina. "Se puede decir que somos el equivalente a Jaime Durán Barba en Argentina, de hecho somos competencia de él en el continente", explica sin vueltas Fernando Dopazo. Vive una semana en Quito, una semana en Buenos Aires y las dos restantes entre México y Estados Unidos, ejerciendo su tarea de especialista en comunicación. En una entrevista con El Tribuno durante su visita a Salta, donde estuvo participando de un diplomado sobre políticas públicas, organizado entre otros por Gonzalo Quilodrán, sostuvo que "si el populismo es tratar de mantener una relación cercana con la ciudadanía, todos son populistas".
En materia de asesoramiento político y comunicacional, ¿se puede decir que su estudio es para Rafael Correa el equivalente a Jaime Durán Barba para Mauricio Macri?
Sí, sí. El Instituto de Artes y Oficios Estratégicos para la Comunicación, que tiene su sede en el Distrito Federal de México, es un conjunto de consultores, seis socios y un staff de 25 consultores permanentes. Los socios fundadores son los que asesoraron a Correa en 2006/ 2007, cuando llegó a la presidencia de Ecuador. Se puede decir que somos el equivalente a Duran Barba, de hecho somos competencia de él en el continente.
Hoy por hoy, ¿puede un político de primera línea no tener un asesor en comunicación y tener un buen desempeño electoral?
Yo no sé si es necesario, creo que hay algunos dirigentes políticos que desestiman la oportunidad. De hecho, yo tengo algunos amigos personales que hacen política en la Argentina y descreen de lo que hacen los consultores, pero entiendo que somos una herramienta necesaria en el marco de la organización del pensamiento y del diseño de una campaña de comunicación, tanto electoral como gubernamental. Esto se da por diferentes cuestiones, desde ver la realidad con una mirada más objetiva y más fría de la que suelen tener los políticos y porque la sumatoria de experiencia en los distintos lugares permite un abordaje al fenómeno comunicacional distinto.
¿Cuál piensa que es el principal atributo positivo y negativo del presidente ecuatoriano?
Desde lo positivo, a nivel personal, tiene un carisma y una empatía natural con su gente que he visto en pocos dirigentes políticos del continente. Es un tipo sumamente cercano de los que le gusta caminar el país y charlar mano a mano con su gente. De hecho, Correa durante la campaña presidencial de 2013 no dormía en su casa sino que lo hacía en casas de familia. Iba a caminar el país, llegaba la noche, tocaba una puerta y decía: "Hola que tal, ¿me puedo quedar a dormir acá?", y se quedaba. Eso, en ejercicio de la presidencia: en ese sentido, es un tipo muy distinto al resto. sobre lo negativo, la verdad es que me cuesta encontrárselo porque estoy demasiado involucrado. Podría decir que es un tipo que a veces, si está muy convencido de alguna medida de gobierno, es complicado convencerlo de otra cosa y está dispuesto a pagar el costo, a diferencia de otros políticos que suelen especular.
"Correa durante la campaña de 2013 no dormía en su casa, sino que lo hacía en casas de familia".
¿Es más difícil asesorar a un presidente de los llamados populistas que a uno más moderado en su forma de hacer política?
No. Para mí son mucho más complicados los tipos que no saben qué quieren hacer ni cómo lo quieren hacer que tipos que tienen las ideas claras. Si el populismo es tratar de mantener una relación cercana con la ciudadanía, todos son populistas. La política se trata de eso, de establecer un diálogo con la ciudadanía. El populismo es una categoría conceptual que tiende a ser una crítica a determinados personajes, pero todo dirigente político en el planeta tiene eso.
Ecuador fue uno de los países que retiró su embajador de Brasil cuando asumió Michel Temer. Teniendo en cuenta que se trata de un proceso institucional del país vecino, ¿no cree que fue errónea la decisión?
Por un lado puede llegar a ser un error desde una visión. Pero Ecuador también tiene su política exterior bien definida, y cada Estado decide con quien se lleva y cuál es la interpretación del evento institucional que está habiendo en Brasil.
¿Considera que la relación entre Ecuador y Argentina empeoró desde que Macri reemplazó a Cristina Kirchner en la presidencia?
Tal vez en la relación personal puede haber un vínculo diferente, tal vez más institucional. Pero la relación entre los países no ha cambiado mucho, ya que no hay una gran relación comercial ni política entre Argentina y Ecuador, sobre todo porque salvo en el último período de los Kirchner, Argentina se ha mantenido alejada de la realidad latinoamericana.
¿No es una contradicción que un gobierno de izquierda como el de Ecuador tenga su economía dolarizada?
La dolarización es anterior a la llegada de Correa al poder. Correa fue ministro de Economía de Palacio con la economía dolarizada. Más allá de eso, hay que entender que salir de la dolarización no es tarea fácil: si para Argentina fue difícil salir de la convertibilidad, para Ecuador es bastante más difícil salir del esquema de dolarización. Es una realidad que le tocó y ha sabido transitar con esa realidad y tener una economía competitiva y un Estado en crecimiento con mucha participación en la construcción de institucionalidad y en la generación de políticas públicas de vanguardia, que incluso la Argentina hoy con Macri está pensando en copiar, como es la de los alimentos en góndolas y la evaluación del sistema educativo. De hecho, al ministro (de Educación Esteban) Bullrich lo estuvo asesorando la embajadora de Ecuador en Argentina: se trata de la ministra de Educación de Ecuador que modificó el sistema de evaluación docente.
Ahora que se viene la campaña presidencial en Ecuador, ¿cree que hay que darle alguna vuelta de tuerca al discurso teniendo en cuenta el declive de varios gobiernos populistas en la región?
Vos comunicás primeramente sobre la base del relato que vas generando a partir de determinadas políticas públicas y los personajes con los que contás. En el caso de Ecuador, se ha construido un mito la último década que tiene una épica muy marcada que, seguramente, seguirá en este proceso electoral. Ahora va a haber una particularidad: el mayor protagonista de ese proceso electoral era Rafael Correa y él no va a ser candidato. El 1 de octubre se anunciará cuál será el binomio presidencial, pero lo que está claro es que Correa el 25 de mayo deja el mandato, factiblemente de la Alianza País, con lo que habrá continuidad del color político. Más allá de eso, no creo que ese giro a la derecha tenga consecuencias, aunque también es cierto que la oposición ecuatoriana está mucho más fragmentada que en otros lugares del continente y tiene otro tipo de comportamiento.
Embed
¿Cuán importante son las redes sociales en la estrategia de un presidente?
Creo que son herramientas en las cuales el proceso de comunicación tiene que converger y que hay que utilizarlas todas. En algunos casos te permiten un nivel de cercanía y de análisis de lectura de determinados sectores de la población que contribuyen a mejorar el proceso de vinculación, pero también es cierto que el papel de las redes sociales en América Latina no es el mismo papel que tienen en Estados Unidos o Europa. A mí, a veces, me dicen: "Hay que hacer campaña en Facebook en tal lugar". Hay países en América Latina donde el cincuenta por ciento de la población sigue siendo rural. Hay estudios que comprueban que el mecanismo que está más vinculado a la decisión de voto todavía sigue siendo la conversación entre amigos, el boca a boca. No es como dice Durán Barba en Argentina sobre que principalmente hay que comunicar desde redes sociales porque el mundo cambió. Cambió a medias porque si adoptas una herramienta debes ser coherente con ella. Si uno se toma el trabajo de ver los posteos de Marcos Peña, líder de la comunicación de Macri, y uno lee los posteos de la gente que dicen: "Comuniquen de otra manera más allá de Facebook". Resulta paradójico que tu mismo público objetivo te diga que con eso no alcanza.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora