Un grupo de ferroviarios pertenecientes a la empresa Trenes Argentinos, que trabajan en la estación de la ciudad de General Gemes, invirtieron tiempo y dinero en el arreglo de una silla de ruedas motorizada, perteneciente a un joven con discapacidad motriz en sus miembros inferiores.
Néstor Corregidor nació con problemas en su columna que le impidieron caminar, por lo que desde niño tuvo que trasladarse gateando y cuando pudo lo hizo en una silla de ruedas. A diario, el joven hacía rodar las ruedas con la fuerza de sus brazos para trasladarse por las pedregosas calles desde barrio Naranjito hasta el centro.
Además de un gran esfuerzo físico, las sillas de no soportaban mucho tiempo el trajín, por lo que en forma constante requerían reparaciones, en especial por el mal estado de las calles de ripio.
Los alumnos de la Escuela de Educación Técnica 3.102 "Nikola Tesla", desarrollaron en 2013 un triciclo motorizado a partir de una silla de ruedas.
Lo que hicieron los chicos fue adosarle una tercera rueda grande y motores eléctricos. El artilugio fue presentado en la Feria de Ciencias de 2013 y ganó la instancia provincial.
El rodado fue entregado a Corregidor para que pudiera desplazarse sin esfuerzos a diario. La silla duró el tiempo que tuvieron de vida las baterías, un año y medio más o menos.
Luego, por un error que cometieron quienes quisieron arreglarla al colocarle una batería de auto, quemaron una plaqueta muy difícil de conseguir.
Por eso, el joven Corregidor estuvo un año sin su rodado, hasta que un grupo de ferroviarios decidieron juntar el dinero y poner a prueba sus conocimientos para arreglarla. "Compramos las tres baterías de 12 voltios que utiliza la silla y tuvimos que esperar un tiempo prudencial hasta que nos enviaron un repuesto de la plaqueta que se había quemada desde Buenos Aires". explicó Gusatavo Moyano, uno de los improvisados mecánicos.
Y agregó que "todo se complicó cuando descubrimos que el motor también estaba dañado y hubo que cambiarlo. Demoramos mucho más de lo que esperábamos pero el triciclo ya está en manos de Néstor".
"Queremos agradecer a nuestro jefes, que nos permitieron que lleváramos el triciclo a los talleres y a la Unión Ferroviaria, gremio que también hizo su aporte, al igual que a todos los compañeros", dijo Moyano.
Los mecánicos contaron que la inversión total para reparar la silla de ruedas fue de unos $9.000 y adelantaron que están a disposición del propietarioi para su mantenimiento.
"Le pedimos que cuando tenga un problema venga a vernos. Aprendimos mucho y ahora estamos en condiciones de realizarle el mantenimiento", concluyó Moyano.
Por su parte, Néstordijo: "La voy a cuidar mucho, porque sin ella hay muchas cosas que no puedo hacer. Estoy muy emocionado y agradecido".
Néstor subsiste con una pensión por discapacidad y vive junto a una hermana y su familia en barrio Naranjito.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia


gringo segerer walter segerer

la excelentísima intendenta dra fernandez , le ofreció los galpones de la sulfa y estos vagos no aceptaron , xq pedían $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$


Se está leyendo ahora