Un luto en Cuba que comprende nueve días, en los que unas cenizas serán trasladadas para la adoración religiosa de millones de personas que serán observadas en el cumplimiento de estrictas normas de tristeza impuestas por el sistema.
Las cosas que se pueden leer y escuchar estos días traspasan el disparate absoluto y rayan en una ficción imposible de ser imaginada por mente humana alguna, ni siquiera carente de todos los tornillos.
Tales como que no se puede tocar música, cantar, reír, hacer manifestaciones de felicidad, algarabía o satisfacción. Hasta se sugiere a los locutores de radio y televisión que dejen de saludar dando los "buenos días", ya que se debe dar por sentado que para nadie estos nueve días pueden tener algo bueno, según Silvio Rodríguez le espetó a una periodista.
Ni siquiera en la muerte de Kim Il Sung se había visto algo semejante, pero además la gira triste, taciturna, amarga, concluirá con el enterramiento de Fidel, pero no del cuerpo sino de las cenizas. Otro disparate absoluto, aparentemente inocuo, pero quizás para dar la medida de hasta qué punto nada de lo que se piensa hacer tendrá contacto alguno con la razón.
Raúl y su séquito oligarca, con el fin de equilibrar la traición que fraguarán próximamente al recién finado respecto de las reformas que beneficiarán a los grandes capitales y a los mediadores en el negocio, soltó un globo sonda, para catar el nivel de aceptación, de que estudiará intercalar, entre las palabras "República" y "Cuba", una mención de su hermanísimo y que Cuba pasase a llamarse "República Fideliana de Cuba" o algo similar.
Por lo visto podemos esperarnos de todo, como que si el globo sonda progresa favorablemente quizás hasta se atreva a plantear que las palabras "república" y "cuba" deben ir en minúsculas y solo "Fideliana" en letras capitales. O tal vez incluso se atreva a proponer que la isla, así como alguna vez no tuvo nombre y la palabra "Cuba" se la legó el "colonialismo imperialista europeo", pues vuelva a comenzar desde cero en esto de las nomenclaturas y pase a llamarse única y exclusivamente República Fideliana, acaso Fidelica. Aunque hilando más fino, podríamos deducir que si Raúl ve que el globo sonda se sigue aceptando, y con la suma de su aparato represivo y lo aborregado que está ya el pueblo, lobotomizado, lo más probable es que se acate todo con aplausos y soflamas; lo que más probablemente terminará poniéndole será "Reino del linaje Kastromasov".


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Daniel Antonio Martinez
Daniel Antonio Martinez · Hace 1 día

Igual de delirante como el Gobierno Comunista que tuvimos durante 12 años.

Juan Perez
Juan Perez · Hace 1 día

jajaja, que poco sabes del comunismo, seguramente sos menor de 30, te va bien y crees que el mundo fue siempre igual, por otro lado, el comunismo (Marxismo), no es el problema, trata sobre un modelo de sociedad perfecto, el problema es que choca con la ambición del ser humano, en definitiva inaplicable por las falencias del ser humano


Se está leyendo ahora