Una fiesta clandestina que se publicitó durante toda la semana en una página de Facebook, fue clausurada por la Policía de Salta, cuyos efectivos se llegaron hasta la calle Tejada al 700 en el barrio Vicente Solá, donde se realizaba la misma. Los oficiales procedieron al secuestro de bebidas alcohólicas que según sus asistentes allí se comercializaban. Dicha fiesta se publicitó a través de la red social Facebook y se llevaba a cabo en una vivienda particular en forma clandestina. La entrada costaba $ 20.
Una vez en el lugar, la Policía le solicitó al propietario del inmueble que debía finalizar la reunión debiendo retirarse los asistentes que ascendía a 500 personas aproximadamente y entre ellos había muchos menores de edad. c
Un grupo de jóvenes ofuscados por la interrupción de la fiesta arrojaron piedras a los móviles del Sistema de Emergencias 911. Al propietario de la casa se le labró un de infracciones a los artículos 124 conc. Art. 126 de la ley 7135/01.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...