Finalmente, luego de más de un mes de permanecer bloqueadas prácticamente todas las actividades públicas, la Municipalidad de Salvador Mazza podrá retomar su ritmo normal de trabajo entre hoy y el lunes, gracias al acuerdo alcanzado ayer entre el intendente Rubén Méndez y Fermín Hoyos, delegado de ATE San Martín, junto a otros dirigentes gremiales norteños.
La última reunión conciliatoria se cumplió ayer al mediodía en dependencias de la comisaría local, donde Méndez y los gremialistas lograron un acuerdo para destrabar la situación. El acuerdo consiste en pagar los sueldos hasta el 11 de este mes y el aguinaldo hasta el 18 inclusive. Los contratados seguirán cobrando como antes. Méndez destacó por su parte que "todos los pagos están al día gracias al apoyo brindado a esta gestión por el Gobierno de la Provincia".
Como se sabe, los gremios locales dispusieron un paro por tiempo indeterminado el 27 de mayo, reclamando el pago de los sueldos del personal contratado y la ayuda escolar.
La mayoría de los días que duró la protesta los obreros comunales mantuvieron completamente bloqueados los accesos a la casa municipal, lo que impidió todo tipo de tareas administrativas.
Lo que nadie dijo, pero todo el mundo sabe, en especial los manifestantes, es que el juez Mariscal Astigueta, de Tartagal, tenía firmada la orden de desalojo de las dependencias con ayuda de la fuerza pública con fecha de hoy.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora