Finalmente, el bloque radical de concejales incorporó como integrante definitivo a Cristian Cazón en reemplazo de Camila Carrizo, quien había renunciado antes del 10 de diciembre, el Tribunal Electoral le aceptó la renuncia y, sin embargo, ese día de asunciones la joven odontóloga juró en el cargo.
Es más: Carrizo votó en la elección de las autoridades del cuerpo y cobró el proporcional por la dieta de edil por los 21 días de diciembre.
La notificación del Tribunal Electoral sobre la renuncia de Carrizo le llegó al cuerpo el mismo día 10, pero aparentemente nadie la vio porque todos estaban ocupados en los actos protocolares. Eso provocó una confusión entre los concejales porque, técnicamente, había uno de más.
Según el presidente del bloque de la UCR, Mario René Mimessi, el hecho de que su par haya presentado la renuncia y después se haya presentado a jurar, "automáticamente dejaba sin efecto la renuncia".
Pero para el cuerpo no era tan sencillo, al punto que varios ediles, entre ellos el vicepresidente, Sergio González, advirtieron que de convocarse a una sesión especial o extraordinaria no permitirían la presencia ni de Camila Carrizo ni de Cristian Cazón hasta tanto la situación quedara totalmente resuelta.
Idas y vueltas
Cuando Carrizo decidió ocupar su banca, su par ya designado por la Justicia Electoral decidió enviar una nota al Tribunal reconociendo a la titular de la lista como concejal de la UCR, con lo cual tácitamente renunciaba a ocupar esa banca. Pero finalmente, y al difundirse la información, Carrizo decidió renunciar nuevamente a su cargo con lo que la designación de Cazón quedó en firme y juró en una sesión especial.
Aunque los radicales trataron de hacer aparecer la situación como normal, Mimessi aseguró que "esto no ha producido fisuras de ningún tipo dentro del bloque, al punto que Camila estuvo presente en la asunción del concejal Cazón. Ella renunció por un tema estrictamente personal", aseguró.
Carrizo, por su parte, responsabilizó del desorden al Tribunal Electoral. "Tuve que jurar porque la aceptación de mi renuncia la recibió el Concejo el día 30 de diciembre", afirmó, punto que difiere de la primera información, que indicaba que fue el jueves 10 de ese mes. Reconoció que en enero la Municipalidad le depositó el proporcional a los 21 días como concejal, "pero voy a devolver ese dinero", aseguró y dijo no saber cuánto se le había acreditado en su cuenta por el cargo que finalmente nunca desempeñó.
Confusión de fechas
La titular de la lista radical renunció antes del 10 de diciembre. Ese día, el mismo en que la mayoría asumía en los nuevos cargos en la provincia, el Tribunal Electoral envió la notificación al cuerpo tartagalense. Pero la edil renunciante asegura que fue el 30 de ese mes que el Concejo Deliberante recibió la información.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora