El sistema de educación en Finlandia se considera uno de los mejores en el mundo. En los ratings de la evaluación de educación, este país está entre los diez más prestigiosos. Sin embargo, las autoridades locales no buscan conformarse con lo que ya han logrado y decidieron hacer una verdadera revolución en el sistema escolar.
Los funcionarios quieren cancelar todas las asignaturas escolares: ahora no habrá clases de física, matemáticas, literatura, historia y geografía.
La jefa del Departamento de educación de Helsinki, Marjo Kyllonen, explica que el país nórdico empezará a aplicar un método nuevo conocido como "phenomenon learning". Bajo este sistema las clases tradicionales serán desplazadas por proyectos temáticos en los que los alumnos se apropiarán del proceso de aprendizaje. "En la educación tradicional, los alumnos van a su salón y tienen clases de matemáticas, después de literatura y luego de ciencias", dice Marjo Kyllonen. "Ahora, en lugar de adquirir conocimientos aislados sobre diferentes materias, el papel de los estudiantes es activo. Ellos participan en el proceso de planificación, son investigadores y también evalúan el proceso", explica.

¿Cómo se enseñará?

En vez de asignaturas separadas, los alumnos estudiarán los eventos y fenómenos en un formato multidisciplinar. Así, por ejemplo, la Segunda Guerra Mundial se estudiará desde historia, geografía y matemáticas. Y en el curso "Trabajo en cafetería", los alumnos recibirán conocimientos complejos de inglés, economía y habilidades comunicativas.
Este sistema se aplica para los estudiantes de últimos grados, a partir de los 16 años. La idea es que el alumno tenga que elegir qué tema o fenómeno estudiar, de acuerdo con sus nociones acerca de su utilidad en la vida. De esta forma, los adolescentes no tendrán que estudiar cursos completos de física o química o hacerse las eternas preguntas: "¿Para qué lo estoy estudiando?" o "¿para qué necesito saberlo"?
También cambiará el formato tradicional "alumno-maestro". Los estudiantes ya no se sentarán en pupitres a esperar impacientemente cuándo tendrán que exponer algo. En lugar de eso, existirá el trabajo en equipos pequeños y la explicación de problemas.
El sistema de educación finés fomenta el trabajo en equipo, porque los cambios en el trabajo también les tocarán a los maestros, requiriendo más interacción entre los maestros de diferentes disciplinas. Alrededor del 70% de todos los maestros en Helsinki ya están preparados para el cambio y recibirán aumento de sueldo. El sistema se renovará por completo para el 2020.

Tareas para la casa, ¿malas?

A principios de este mes arrancó en España la primera "huelga de padres" contra las tareas para la casa. Se trata de un movimiento con adeptos en países como Inglaterra e Italia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora