Los fiscales Sabrina Namer, Roberto Salum y Leonardo Filippini, que reemplazaron a Alberto Nisman al frente de la causa AMIA, afirmaron que continuarán la investigación tal como la encaró el fallecido fiscal, aunque no descartarán la pista Siria, la hipótesis sobre el ataque terrorista que había sido dejada de lado.
Los fiscales señalaron que seguirán basándose en la pista iraní, según un documento publicado en la web del Ministerio Público Fiscal.
"La UFI-AMIA ha definido su principal hipótesis de investigación a partir de los dictámenes ya presentados por Nisman, en 2006 y 2009", señalan. También dijeron que repasaron "las gestiones necesarias para mantener vigentes las alertas rojas de Interpol" contra los iraníes acusados de organizar el atentado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora