Con un proyecto de ley presentado en la Cámara Baja nacional, diputados justicialistas piden mantener el actual impuesto mínimo al cigarrillo.
El bloque PJ propone modificar el artículo 1º de la Ley 24.625 para que se mantenga el 7%, que no suba al 21%, y así evitar un "impacto negativo en la recaudación del Fondo Especial del Tabaco y en las economías de las siete provincias tabacaleras", explicó el diputado salteño Pablo Kosiner.
El legislador indicó que en mayo próximo vencerá la prórroga de la baja del Fondo de Asistencia Social (FAS), creado en 1995 con la Ley 24.625, que fijó una alícuota del 7% sobre el precio final de venta del paquete de cigarrillo. En enero de 2000 fue sustituido por una tasa del 21%.
"Este valor rigió seis meses y tuvo un alto impacto negativo, por lo que se volvió al 7%", explicó Kosiner.
Si sube al 21% las provincias y los productores de tabaco recibirán menos fondos. "Hay varios factores que se verán afectados negativamente en las economías regionales tabacaleras, principalmente lo recaudado de impuestos internos e IVA, y generará gran incertidumbre en todo el sector", advirtió el legislador.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia