Trece personas, en su mayoría entre 18 y 25 años, murieron intoxicadas el viernes por la noche en el incendio de un bar de la ciudad francesa de Ruán, donde un grupo de jóvenes festejaba un cumpleaños.
El drama, que también dejó cinco heridos leves y uno de gravedad, se produjo en el sótano del bar Au Cuba Libre, situado en el centro de la ciudad y cuyo techo, según la policía, pudo incendiarse por unas velas de cumpleaños.
"Profunda tristeza frente a la tragedia que se ha cobrado 13 vidas jóvenes. Compasión y apoyo a las familias afectadas", tuiteó el primer ministro francés Manuel Valls.
Este incendio se declaró al filo de la medianoche. "Los bomberos recibieron el aviso a las 0.20 locales (19.20 de Argentina) del viernes para intervenir en el bar. Llegaron rápidamente", indicó a la prensa Yvan Cordier, secretario general de la Prefectura, quien precisó que el estado de uno de los seis heridos es crítico.
Las víctimas serían jóvenes de 18 a 25 años, según una fuente próxima a la investigación.
El Ministerio del Interior anunció la apertura de una investigación judicial para determinar las causas del incendio.
Según la comisaría de Ruán, las víctimas se intoxicaron al arder el techo de una sala situada en el sótano del bar, cuando se encendieron velas de cumpleaños.
Víctimas intoxicadas
"No se produjo ninguna explosión, las velas utilizadas para una fiesta de cumpleaños prendieron el techo de poliestireno y los gases liberados intoxicaron a las víctimas", declaró la guardia de la comisaría.
Citado por el diario Paris-
Normandie, el fiscal adjunto de Ruán, Laurent Labadie, insistió también en el "origen accidental" del incendio.
El lugar de los hechos amaneció el sábado con un perímetro de seguridad instalado por las fuerzas de seguridad delante de la devastada fachada roja de Au Cuba Libre.
En el momento de la tragedia, Rachid Ahmayni, un ciclista de 36 años, pasó delante del bar y se acercó "enseguida para ver qué pasaba", explicó.
"Temí que se tratara de otro atentado, pero me dijeron rápidamente que era accidental. No pude dormir en toda la noche y he vuelto esta mañana para tener más información", agregó.
La aglomeración de Ruán se vio golpeada hace dos semanas por otro drama, con el asesinato de un sacerdote en la localidad próxima de Saint-
Etienne-du-Rouvray a manos de dos yihadistas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora