Por lo menos 42 personas, en su mayoría de edad avanzada, murieron esta mañana en un choque frontal entre un colectivo que trasladaba a jubilados y un camión cerca de Burdeos, al sudoeste de Francia.
El colectivo, que había salido hacía poco de desde un pueblo situado a pocos kilómetros de donde ocurrió el accidente para trasladar a miembros de un club de tercera edad a una excursión, chocó con un camión que transportaba madera en Puisseguin, unos 40 kilómetros al este de Burdeos.
Las víctimas mortales son los dos conductores, tanto del camión como del colectivo, y numerosos pasajeros de este último, que se incendió y del que sólo pudieron salir ocho personas, según un responsable de los bomberos. Algunas de las víctimas murieron quemadas vivas.
De los ocho sobrevivientes, cuatro están gravemente heridos, indicó el vocero del Ministerio del Interior, Pierre-Henry Brandet.
Según Brandet, , cuatro personas 'sufren heridas graves', dos con quemaduras y dos con lesiones en la cabeza. 'El número de víctimas podría aumentar', dijo.
'Los socorristas se enfrentan a una operación particularmente difícil', añadió. Las autoridades requisaron varios terrenos para facilitar las operaciones.
Una habitante de la zona declaró que el accidente se produjo en una curva considerada peligrosa.
El colectivo había partido a primera hora de un punto cercano a sólo pocos kilómetros al norte del lugar del accidente, Petit-Palais-et-Cornemps. Llevaba a los jubilados a una excursión en la región de Béarn, al pie de los Pirineos, indicó el diario regional Sud-Ouest en base a informaciones de la alcaldesa de la localidad.
El presidente francés, François Hollande , de visita oficial en Atenas, afirmó que el gobierno 'está totalmente movilizado por esta terrible tragedia'.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora