El primer ministro francés, Manuel Valls, advirtió hoy el riesgo de un atentado con "armas químicas o bacteriológicas", al solicitar a la Asamblea Nacional la prolongación del estado de emergencia, seis días después de los atentados de París.
Manuel Valls reclamó además la rápida adopción del fichero europeo de pasajeros aéreos. "Estamos en guerra. Y no el tipo de guerra a la que trágicamente la Historia nos ha acostumbrado. No, una guerra nueva, externa e interna, en la que el terror es el primer objetivo y la primera arma", dijo el primer ministro ante los diputados.
Valls presentó una propuesta para ampliar el estado de emergencia durante tres meses más. La iniciativa pasará al senado el viernes. "El terrorismo golpeó Francia, no por lo que está haciendo en Irak y Siria (...) sino por lo que es", resaltó. "Es una guerra en la que el frente de combate se desplaza constantemente y está en el corazón de nuestra vida cotidiana", agregó Valls, que la describió como "una guerra planificada y llevada a cabo por un ejército de criminales".
El primer ministro francés agregó que la "novedad es la forma de operar -la de atacar, de matar- que evoluciona sin cesar", dijo. El primer ministro francés agregó que la "novedad es la forma de operar -la de atacar, de matar- que evoluciona sin cesar", dijo.
"La macabra imaginación de los que dan las órdenes no tiene límites: fusil de asalto, decapitación, bombas humanas, armas blancas... o todo a la vez, perpetrados por individuos, comandos particularmente organizados", indicó.
El caso de Bélgica
Por su parte, el primer ministro belga, Charles Michel, anunció que quiere reformar la Constitución para ampliar la duración del tiempo que pueden pasar bajo custodia policial sin cargos los sospechosos detenidos por terrorismo.
"Todas las fuerzas democráticas tienen que trabajar juntos para fortalecer nuestra seguridad", dijo Michel a legisladores.
Las autoridades belgas lanzaron seis redadas en la región de Bruselas vinculadas a Bilal Hadfi, uno de los suicidas que participó en los ataques de la semana pasada en París.
Un funcionario de la fiscalía belga dijo que se estaban realizando registros en Molenbeek y en otras zonas de la capital belga, Bruselas. El responsable habló bajo condición de anonimato porque la investigación sigue en marcha.
Bilal Hadfi ha sido identificado como uno de los tres atacantes del estadio Stade de France. Las redadas se centran en "su entorno", apuntó el funcionario.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora