El papa Francisco celebró ayer el tercer aniversario de su elección como pontífice con un regalo a los casi 100.000 fieles que desbordaron la Plaza San Pedro para escuchar el tradicional ángelus, al punto que muchos debieron seguir el mensaje desde la contigua plaza Pío XII. "Quisiera renovar el gesto de regalarles un Evangelio de bolsillo", anunció el obispo de Roma desde la ventana del Palacio Apostólico antes de que casi mil voluntarios, entre ellos "abuelas y abuelos", como los describió el Pontífice, regalaran a los presentes un ejemplar titulado "El Evangelio de la misericordia de San Lucas".
"Los invito a recibir este Evangelio y a leerlo cada día. De este modo la misericordia del Padre habitará en su corazón y podrán llevarla a cuantos encuentren", les dijo a los fieles Francisco, quien minutos antes de su tradicional aparición había pedido a través de Twitter: "Recen por mí". Durante su mensaje, había presentado un pasaje del Evangelio que describió como "muy bello".
"Me gusta tanto leerlo y volverlo a leer. Presenta el episodio de la mujer adúltera, destacando el tema de la misericordia de Dios, que no quiere nunca la muerte del pecador, sino que se convierta y viva", contó.
Los tres años de la elección de Bergoglio como pontífice tuvo una importante repercusión en la prensa de todo el mundo y en las redes sociales.
En Italia, el diario La Stampa se refirió a él como "El Papa de la misericordia".
La Limosnería Apostólica vaticana difundió un comunicado en el que recuerda lo escrito por el Papa en la bula Misericordiae Vultus, con la que convocó al Año de Jubileo, "la Iglesia tiene la misión de anunciar la misericordia de Dios, corazón palpitante del Evangelio, que por su medio debe alcanzar la mente y el corazón de toda persona".
"Es muy importante que los que entregan el don del Papa, que quiere llegar al corazón y la mente de todos, sean aquellos que han transmitido la vida y los valores más bellos y grandes a sus hijos y nietos", señala el documento.
En otro orden, el papa Francisco presidirá mañana el consistorio ordinario público en el que anunciará la fecha de la canonización del cura Gabriel Brochero, que será el primer santo nacido y muerto en Argentina.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Demian valent  angolers
Demian valent angolers · Hace 8 meses

!!!!!!!!!!!! CUANDOOOO NÓÓÓÓÓ, EL MONARKA VATICANAL, MOSTRANDO LA HIPOKRESÍAAAAAA CHEEEEEEE ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡


Se está leyendo ahora