El lunes 30 de este mes el magistrado dirigirá una inspección ocular, acompañado por ingenieros del Poder Judicial.
Mientras los obreros continuaban ayer con los trabajos de demolición en la parroquia San Francisco Solano de El Galpón, la Justicia metanense resolvió, alrededor de las 13.30 de ayer, ordenar que se detengan de inmediato las tareas.
"Ya hemos enviado la notificación correspondiente a los encargados de la obra y de la parroquia para que cesen las tareas", dijo ayer a El Tribuno, el juez de Garantías 1 de Metán, Mario Teseyra.
"Es lo más prudente, teniendo en cuenta que se tornaría en una cuestión abstracta si avanzan los trabajos, hasta que se resuelva la cuestión de fondo. Esta es una medida provisoria", aclaró el magistrado, que hizo lugar a la medida cautelar solicitada por los vecinos.
La acción de amparo colectivo en contra del Arzobispado de la provincia de Salta, la Municipalidad y el Concejo Deliberante de El Galpón, fue presentado para frenar la demolición de la iglesia San Francisco Solano de El Galpón. El Arzobispado impulsa un proyecto para la construcción de un nuevo templo, mientras que algunos vecinos sostienen que el actual debe ser preservado en su totalidad.
El histórico templo, que data de 1864, permanece apuntalado luego de ser afectado por el temblor que azotó a la localidad el 17 de octubre pasado.
Próxima inspección
"El lunes 30 de este mes voy a dirigir una inspección ocular en la parroquia. Voy a estar acompañado por ingenieros del Poder Judicial", adelantó el juez Teseyra.
Entre otras medidas, el magistrado va a pedir informes a Obras Públicas de la provincia y a otros organismos. Como así también solicitará la colaboración de especialistas y de las universidades locales para resolver el amparo.
El amparo fue interpuesto por los vecinos galponenses Marcelo Giménez, Julio Modesti, Eduardo Joaquín Caillou, Lucía Barrientos, Horacio Thomas, Inés Guaymás, Luis Carán, Leonardo Clérico, Favio Barquez y Martha Pérez y cuentan con el patrocinio de las abogadas Cristina Pérez y Mariana Cendoya.
En la presentación solicitaron una medida cautelar para frenar de manera inmediata la demolición manual del templo, que según los amparistas se inició el lunes 16 de este mes. A esa medida hizo lugar en la jornada de ayer el juez Teseyra, hasta que se resuelva la cuestión de fondo.
"La estaban destruyendo"
"Estoy completamente de acuerdo y me alegra que el juez haya tomado esa medida porque estaban destruyendo la parroquia, que forma parte de la cultura y tradición de nuestro pueblo. Este edificio trasciende lo religioso, porque es el más importante y forma parte de la historia de nuestra localidad", dijo Marcelo Giménez, uno de los vecinos.
"Tengo 73 años. Yo fui bautizado e hice mi primera comunión en esa parroquia, que todavía tiene partes de adobe. Con la demolición que estaban haciendo no se la estaba preservando. Comenzaron con una demolición manual pero luego utilizaron un martillo neumático", destacó.
"Además, están trabajando albañiles de nuestro pueblo sin la supervisión de especialistas. Acá hay que darle intervención a la Comisión de Preservación del Patrimonio Arquitectónico y Urbanístico de la Provincia de Salta (COPAUPS)", remarcó Giménez.
Los vecinos que fueron a la Justicia a plantear la situación recordaron que el templo fue declarado de interés municipal a través de una ordenanza del año 2005 y que forma parte del patrimonio histórico y cultural del pueblo, y que debe ser preservado en su totalidad.
El temblor
El 17 de octubre del año pasado un temblor de 5,9 grados en la escala de Richter azotó a la localidad de El Galpón. Causó graves daños en viviendas, comercios y edificios, y provocó la muerte de una vecina.
Luego de los relevamientos realizados por especialistas la parroquia San Francisco Solano fue marcada con una "D" que significaba que iba a ser demolida, como otras propiedades, lo que fue como un baldazo de agua fría para la comunidad. Finalmente, luego se dio marcha atrás con la decisión y borraron la letra que se había pintado en el frente del antiguo templo, que data de 1864.

Tuvo tres patronos

La primera capilla del pueblo se erigió en 1839 y la segunda en 1864, a 500 metros de la primitiva.
El poblado tuvo tres patronos. El primero fue San Isidro Labrador, pero luego, cuando los misioneros franciscanos llegaron al lugar, cambiaron a San Isidro por San Francisco de Asís, patrono que también fue reemplazado, en 1945, por San Francisco Solano.
Este cambio ocurrió cuando se creó la parroquia de Anta y El Galpón, y se debió a que una familia del lugar había donado una imagen de madera de San Francisco Solano.
Además de los santos mencionados, la iglesia guarda un Niño Jesús y un Cristo antiquísimos. Ambos responden a la tipología gótica española, son de madera tallada y del siglo XVIII.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Evangelina  Figueroa
Evangelina Figueroa · Hace 6 meses

Tanto tiempo tuvo que pasar para que se presente un recurso de amparo? voy a refrescarles la memoria: el dia que se pretendia bajar el campanario x recomendaciones del Ing. Flores de Defensa Civil, solo se opusieron dos personas, el ex Intendente Héctor Romero y el Actual Intendente Federico Sacca que por poco se ponían debajo del Skyptrack y parte del gabinete. y donde estaban los demás? por favor... mis respeto para todos los que no están de acuerdo con la construcción del nuevo templo, pero quiero que el juez deje asentado que si pasa un siniestro y lamentamos victimas, habra responsables con nombre y apellidos.... es solo mi opinion.-

bagre chuzero
bagre chuzero · Hace 6 meses

pero es un riesgo que quede asi..no se podra utilizar jamas...


Se está leyendo ahora