El diputado nacional del Frente Renovador José Ignacio De Mendiguren ratificó hoy el apoyo que esa fuerza dará a la derogación de la ley de pago soberano y la ley cerrojo para poder habilitar el acuerdo con los holdouts, aunque admitió que no hay 'certeza absoluta' de que no se generen nuevos litigios.
'Cuando es un tema legal, nadie tiene la certeza absoluta. Pero lo más importante es que tenemos que salir de esta situación', señaló.
El legislador insistió con que 'en la Justicia nada es cierto', aunque afirmó que 'prácticamente' es muy remoto que aquellos acreedores que ingresaron a los canjes de deuda de 2005 y 2010 inicien un nuevo reclamo.
'Es muy difícil desde lo legal y también desde lo fáctico. Porque iniciar un juicio de esta naturaleza tiene unos costos tan tremendos, solamente lo pueden encarar en las condiciones que los hicieron los buitres, que compraron a un 20 por ciento de lo que era la deuda por lo que les daba un margen para poder arriesgar y encarar estos altísimos honorarios', explicó.
Y agregó: 'Ahora prácticamente esos bonos están a la par, si alguien quisiera comprar estos bonos, debería pagar lo que vale y a eso le debería sumar los honorarios'.
De Mendiguren resaltó que hoy la Cámara de Diputados pueda debatir el acuerdo con los holdouts, y aseguró que es 'un ejemplo'. 'Se había generado una situación difícil, tensa, pero creo que la Argentina está dando un ejemplo de un Parlamento que busca acuerdos', subrayó.
Si bien advirtió que 'a nadie le gusta esta ley', señaló que el fallo del juez Thomas Griesa 'es poco feliz', y que pone a la Argentina en un situación de imposibilidad de acceder a los mercados financieros.
Por su parte, la diputada nacional por GEN Margarita Stolbizer confirmó hoy que votará a favor del dictamen consensuado de mayoría para acordar con los holdouts porque 'el oficialismo escuchó bastante' y reformó el proyecto enviado por el Ejecutivo, aunque reconoció que 'no' hay 'garantía absoluta' de que se termine con la litigiosidad contra Argentina.
'Sí, vamos a votar afirmativamente en general y, después, haremos algunos planteos en particular, pero lo cierto es que el dictamen de mayoría receptó en gran medida nuestros pedidos, que fueron formulados de manera compartida con el Frente Renovador', enfatizó la legisladora.

'No es un acuerdo, es una capitulación'

En tanto, la diputada nacional Juliana Di Tullio (FPV) renovó sus críticas al acuerdo alcanzado por el Gobierno con los fondos buitre y advirtió sobre la posibilidad de que se abran nuevos juicios contra la Argentina.
'No es un día muy feliz para una parte del Congreso y gran parte de la población. Para mí esto no es un acuerdo si no una capitulación', afirmó Di Tullio.
'El representante de los bonistas italianos avisó que va a litigar. Imagino que algún juez se los va a tomar y se vuelve a reabrir la totalidad de la deuda argentina', señaló.
La legisladora admitió que el Gobierno conseguirá el quórum, y dijo que bajarán al recinto porque tienen un dictamen en minoría para 'defender', aunque dio por descontado que habrá sanción del proyecto enviado por el Ejecutivo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora