El futuro ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aseguró hoy que con la asunción del Mauricio Macri "se termina" la idea de que los gobernadores tienen que concurrir a la Casa Rosada "a pedir plata, a aplaudir en los actos", y anticipó que el vínculo entre la Nación y las provincias "va a ser muy distinto" al actual.
"Con la visión y el proyecto federal de Cambiemos se termina esta idea de que los gobernadores tienen que venir a Buenos Aires a pedir plata, a aplaudir en los actos. Queremos que los gobernadores e intendentes estén trabajando en sus territorios", sostuvo el actual presidente del Banco Ciudad.
En diálogo con Radio Continental, el dirigente desarrollista se definió como un "permanente defensor del federalismo", al tiempo que consideró que el Gobierno de la presidenta Cristina Kirchner fue el "más unitario de la Historia de la Argentina".
Frigerio sostuvo, en este sentido, que "no sólo no avanzó en el federalismo, sino que retrocedió mucho". Entre todos, Nación, provincias y municipios, tenemos que trabajar para construir un país federal para sostener el proyecto de país que propone Cambiemos", resaltó Frigerio. Con ese objetivo, indicó que están "convocando a los gobernadores" y subrayó: "Queremos rápidamente generar una
reunión en conjunto con todos y explicar cuál va a ser la nueva forma de vínculo entre Nación y provincias, que va a ser muy distinto al anterior y va a ser muy favorable para las provincias".
Respecto a la transición con el actual ministro del Interior, Florencio Randazzo, el futuro funcionario nacional señaló que ya mantuvieron "conversaciones" y que la próxima semana se reunirán para "empezar a trabajar en los detalles de la transición".
"Quiero saber entre, otras cosas, cuál es la gente valiosa que tienen que continuar en cargos importantes, cuáles son los proyectos estratégicos que hay que sostener", precisó.
Finalmente, al ser consultado sobre el fallo de la Corte Suprema que ordenó la devolución de fondos para las provincias que habían sido retenida por la Nación desde 2006, Frigerio lamentó que no hayan podido formar parte de la conversación. "Es un juicio largo de muchos años, que nos llama la atención que justo saliera después de ganar las elecciones y estemos a pocos días de asumir. No nos han permitido conversar con la Corte como una de las partes para explicarles qué queremos hacer con este problema. Nos hubiera gustado
participar de las conversaciones", se quejó.
Y agregó: "No cuestiono el fallo, pero la implementación de la solución requiere mucho diálogo y buena predisposición de todas las partes".
En ese sentido, el futuro ministro del Interior anticipó que el próximo Gobierno va a "avanzar en un proyecto de reforma del federalismo fiscal, analizar cómo se distribuye la torta de recursos, quién es responsable de cada cosa, porque actualmente
los recursos están mal distribuidos, hay una superposición de responsabilidades".

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia


Loyola Luna
Loyola Luna · Hace 12 meses

Si, tan federal que el nuevo gabinete en su totalidad está integrado por funcionarios porteños.