La policía francesa desbarató un nuevo proyecto de atentado luego de descubrir en un auto abandonado en el centro de París seis bombonas de gas, que llevó a la detención de un comando de mujeres "fanatizadas" de las cuales una había jurado lealtad al grupo yihadista Estado Islámico (EI).
"Se desbarató un atentado", declaró el presidente francés Fran‡ois Hollande desde Atenas. "Se ha aniquilado un grupo, pero hay otros", agregó antes de hacer un llamamiento a una "vigilancia reforzada".
La principal sospechosa, InŠs Madani, de 19 años, fue detenida el jueves por la noche junto a otras dos presuntas cómplices en Boussy-Saint-Antoine, al sureste de París.
La mujer es la hija del propietario del coche encontrado el domingo cargado con bombonas de gas no muy lejos de la catedral Notre Dame de París.
La joven, que había jurado lealtad al EI, resultó herida de bala cuando era detenida. Durante la operación una de las mujeres apuñaló a un policía que procedía al arresto.
Las tres detenidas tienen 39, 23 y 19 años de edad. El ministro de Interior, Bernard Cazeneuve, las calificó el jueves por la noche como "radicalizadas, fanatizadas".
Según el ministro preparaban "nuevas acciones violentas y, al parecer, inminentes".
El compañero de una de las tres sospechosas, con antecedentes por radicalización islamista, también fue detenido el jueves por la noche en un suburbio oeste de París.
El hermano de este hombre está actualmente detenido por estar relacionado con Larosi Abala, un yihadista que en junio asesinó a un policía.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora