Luego de tres días de búsqueda, el agresor de Orlando Gaspar Mamaní de 47 años, quien lucha por vivir tras ser apuñalado el 26 de junio en Villa El Sol, fue capturado en Buenos Aires por la Policía Federal Argentina. Se trata de Oscar Omar Carreño de 35 años apodado Tintín, quien tras el pedido de captura realizado por el fiscal penal 2, Pablo Paz, perteneciente la Unidad de Graves Atentados contra las Personas (GAP), con trámite en el Juzgado de Garantías 5ta Nominación, fue interceptado en tierras porteñas y se esperaba que el viernes fuera trasladado a Salta para su imputación durante esta semana.
Según fuentes policiales, Tintín Carreño tiene antecedentes delictivos, estuvo preso en la cárcel de Villa Las Rosas de esta ciudad por robo. Después del intento de homicidio en la zona oeste de la ciudad, decidió tomar uno de los colectivos que se utilizan como "tour de compras", dicha acción que bien puede ser interpretada como una fuga fue con la colaboración de su familia, ayuda que habría estado presente desde el momento mismo de los hechos, la trágica mañana del domingo 26 del mes pasado. En el momento de ser capturado tenía en su poder un arma tipo pistola y un cuchillo con característica similar a los utilizados por carniceros.
Previo a recibir la puñalada en manos de Tintín, la víctima Gaspar Mamaní intervino en una gresca donde se encontraba un amigo de su hijo. La trifulca ocasionada en Villa El Sol, se produjo luego de una noche de festejos en la casa de su concubina en el barrio 20 de Junio, Yolanda Delina Morales (41), quien finalmente radicó la denuncia. Noche que, según la denunciante, transcurrió sin problemas. Cerca de las 8.30, mientras la mujer descansaba en su dormitorio, escuchó fuertes golpes que retumbaban en la puerta de ingreso a la vivienda. Era su nuera, quien señaló: "A don Orlando lo han apuñalado". Comenzaba el tormento para Yolanda y su familia.
Eran cerca de las 8, la fiesta había terminado y como consecuencia de ello los últimos invitados se disponían a retirarse. Momento en que aparecieron el agresor Tintín Carreño junto a otro hombre, ambos notablemente bajo los efectos de alguna sustancia. Antes de producirse algún tipo de inconveniente salió el hijo de la víctima, Ariel Orlando Gaspar Morales (28) para poner paños fríos a la situación, como respuesta a ello Tintín sacó un cuchillo tipo carnicero y amenazó.
Ante la presencia de un arma blanco fue justamente Orlando Gaspar Mamaní quien salió al cruce intentando evitar algún tipo de agresión por parte de Carreño. Sin embargo, fue él quien terminó recibiendo una o varias puñaladas y hoy lucha por sobrevivir. El doctor Roberto Reyes se constituirá como su abogado querellante.

Le pelean a la muerte

Los hechos de violencia extrema se hicieron eco en los distintos rincones de la ciudad y el interior salteño. Dos "supuestos homicidios", como suele caracterizar la Policía a dichas acciones delictivas, y un femicidio consumado se registraron en las últimas dos semanas. Una triste pero cruda realidad que retumba no solo en la escena de los trágicos hechos, sino también en esferas del Gobierno provincial y sobre todo en aquellas ligadas a la cartera de Seguridad.
Dos de los hombres víctimas de salvajes agresores luchan por seguir con vida en los sectores de terapia intensiva de los hospitales de Orán y Salta capital. Orlando Gaspar Mamaní (47), internado en el San Bernardo, sufrió una puñalada y como consecuencia de ello el arma blanca lesionó su corazón y el hígado. En tanto, en el paraje Pozo Negro en La Unión, Amadeo Alsogaray, recibió disparos de arma de fuego en su estómago y también agoniza por seguir viviendo. En ambos casos las víctimas intentaron evitar actos delictivos por parte de sus agresores.
En la villa veraniega de San Lorenzo, el martes a la mañana falleció Johana Martínez de 23 años luego de ser atacada por su pareja, Juan Nazareno Pérez (23). Es el séptimo femicidio que se registra en Salta en lo que va del año, en este último hasta el momento se desconocen los motivos, y se presume -una de las hipótesis que manejan los investigadores- que el joven habría apuñalado a su concubina por celos.

Villa El Sol: vecinos se confabularon para matar

Algunas personas se complotaron con el agresor, según la Policía. La agresión que sufrió Orlando Mamaní en el momento de interceder mientras el acusado Tintín Carreño (35) junto a otro hombre agredían a un tal Meme, amigo del hijo de la víctima, Ariel Gaspar Morales (28), no solo que tuvo momentos de tensión absoluta sino también de cobardía donde según actas policiales vecinos de la calle Olivera de Villa El Sol se confabularon para que nadie auxiliara a la víctima, quien herido tras haber recibido puñaladas quedó tendido en el suelo.
Según fuentes policiales, el detenido por las fuerzas de seguridad de Buenos Aires y Salta, Oscar Omar Carreño alias Tintín, se acercó esa mañana del domingo 26 de junio a la vivienda ubicada en el barrio 20 de Junio con intenciones de agredir a Meme tras una fiesta de cumpleaños que se había desarrollado esa noche en el lugar. Ante la posibilidad de una gresca Ariel Orlando Gaspar Morales (28), hijo de la víctima y de Yolanda Morales (41), dueña de la casa, salió al cruce para evitar una agresión.
Con el firme propósito de agredir a Meme, Tintín Carreño insistió y sacó un arma blanca, según la Policía se trató de un cuchillo tipo carnicero, con lo que los ánimos se caldearon y la incertidumbre por lo que podría suceder creció a partir de ese momento. Fue cuando Orlando Gaspar Mamaní apareció en escena, salió de la casa intentando tranquilizar la situación. Con el afán de separar a Tintín del grupo de gente, empezó a llevarlo hacia la calle Miranda con dirección a Olivera, cuando se escuchó un fuerte grito. Carreño había comenzado a apuñalar a Orlando.
Frente a la desesperación de ver cómo intentaban matar a su padre a puñaladas, Ariel Morales quiso rescatarlo sin demasiada suerte ya que algunas personas, complotadas con el agresor, por un lado evitaban el rescate y por otro seguían agrediendo a Meme. El hijo de la víctima corrió en pos de buscar ayuda, se subió al auto de su tío Carlos y volvió al lugar donde su padre, desvanecido, agonizaba. Lo cargó al vehículo y salió velozmente hacia el San Bernardo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


daniel cruz
daniel cruz · Hace 4 meses

Ojalá le den 20 años a ese hijo de mil puta que le gusta hacerse el malo con cuchillos y pistolas.


Se está leyendo ahora