El pánico se apoderó de lo vecinos y transeúntes que pasaban por la zona del Paseo Balcarce al 1800, ayer, en horas de la mañana. Un hombre mayor de edad con dos armas de fabricación casera, tipo escopetas, realizó varios disparos y se atrincheró en una casa amenazando a las personas. Al cabo de algunas horas fue detenido y trasladado a la Alcaidía, donde permanecía detenido.
El grado de tensión fue subiendo a medida que el sujeto no desistía de su posición. Tuvo que intervenir personal del Grupo de Operaciones de Alto Riesgo (Gopar). Fue demorado y se le abrió una causa de detención, la Policía investiga los motivos de su accionar, a la vez que esperaba por la presencia de familiares, ya que según trascendió al parecer tendría problemas mentales.
Efectivos de la comisaría tercera se hicieron presentes en el lugar, después de varias denuncias al Sistema de Emergencias 911.
Según los testimonios vertidos, el hombre amenazaba a todos por igual, incluso llegó a agredir verbalmente a una agente de policía. Ante la presencia de la fuerza pública en el lugar, el sujeto se atrincheró en una vivienda, en la que aparentemente alquila una habitación. "Se mudó el domingo a este lugar y hoy (por ayer) tenemos este escándalo", expresó una señora vecina del lugar.
Actuó el Gopar
Bajo las amenazas de que tenía a rehenes, los efectivos que habían llegado en primera instancia nada pudieron hacer. En consecuencia llamaron a personal del Gopar, que pudo ingresar por la parte trasera de una casa colindante y sorprender por atrás al hombre, quien hasta ese momento ya había realizado varios disparos al aires amenazando a la gente y a los uniformados.
En el lugar se secuestraron unos ocho cartuchos 12 milímetros, dos armas caseras, una de ellas tenía dos cartuchos PG (propósito general) que por lo general se utiliza para la práctica de la caza, ya que contienen plomo.
El sujeto, mayor de edad, fue trasladado primero al hospital San Bernardo, ya que habría recibido un golpe en el rostro por parte del personal del Gopar ante la resistencia que ofreció previo a su captura.
Luego, fue trasladado a la Alcaidía de la ciudad.
Las dos armas tumberas que se secuestraron contienen dos caños unidos mediante sogas de nailon, en su extremo teniáb un elemento metálico.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Sergio  Escalante
Sergio Escalante · Hace 10 meses

Hasta ahora aún no fue identificado y publicado su nombre raro no?


Se está leyendo ahora