Dos encapuchados ingresaron en la casa que ocupan Gabriela Oliveto y Javier Francucci, en la ciudad de Leones, provincia de Córdoba. La mujer fue secuestrada por los delincuentes, al parecer con fines extorsivos, que ingresaron a la vivienda y la asaltaron junto al resto de su familia.
Afortunadamente la mujer fue hallada a salvo ayer a la madrugada en Pilar, en el norte del Gran Buenos Aires, a más de 400 kilómetros de distancia. Según indicaron voceros policiales, la víctima fue encontrada a la altura del kilómetro 54 del ramal ruta 8 de la autopista Panamericana y estaba maniatada con el mismo camisón que tenía puesto cuando fue sacada de su casa.
Gabriela fue hallada detrás de un viejo camión por una vecina de la zona que la auxilió, le permitió cortar los precintos, además de prestarle un teléfono para que se contactara con una familiar que vive en Buenos Aires.
La mujer que vivió esa odisea es una modista de 51 años, y no se pagó rescate por su liberación, indicaron fuentes policiales.
Los delincuentes redujeron a Olivero, su esposo Javier Francucci, de 51 años, y a dos hijos de la mujer. Luego de maniatar a todos, los desconocidos se llevaron cautiva a la mujer y exigieron un rescate de un millón de pesos, según la denuncia presentada por Francucci, quien es propietario de una empresa de reparación de camiones llamada Servicio Mecánico Diesel SRL.
Una vez que los asaltantes se fueron, el hombre pudo liberarse y se presentó en una comisaría, donde denunció el caso. En el operativo realizado para tratar de dar con la mujer privada de su libertad intervinieron efectivos de las divisiones Antisecuestro tanto de la Policía de Córdoba como de la Federal. Los investigadores intentaban dar con los secuestradores y, según trascendió, trataban de determinar si hubo motivaciones personales para cometer el hecho, pero hasta ayer no había trascendido novedad alguna al respecto.
Francucci declaró que los secuestradores llevaron dos teléfonos celulares con los cuales se comunicaron horas después para exigir un rescate de un millón de pesos, que finalmente no se hizo efectivo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora