Daniel Scioli recibió ayer a su sucesora, María Eugenia Vidal, en un encuentro que se realizó para coordinar el traspaso de la gobernación bonaerense.
En conferencia de prensa, Vidal brindó detalles sobre la cita, y destacó que mantuvo "una buena reunión" con el gobernador saliente, en la que le transmitió su experiencia al frente de una provincia difícil.
"La señal que le queremos dar a la gente es que son la prioridad. El gobernador mostró su mejor predisposición", dijo acerca del proceso de sucesión.
"Hemos repasado, en líneas generales, los principales temas", planteó la futura mandataria, y consideró que "así deben ser las transiciones" entre dos gestiones de gobierno.
Acerca de las cuestiones tratadas, la gobernadora electa señaló que se discutieron temas presupuestarios, entre otros, tales como el pago de los sueldos y aguinaldos de diciembre de los trabajadores del Estado. Al respecto, informó que la administración de Scioli "se hizo responsable del pago de los salarios de noviembre", mientras que la gestión entrante se encargará de "encontrar las herramientas económicas para garantizar los sueldos y aguinaldos de fin de año".
"Vamos a tener que trabajar con el Gobierno nacional para dar una respuesta. Hay un déficit que resolver de acá en adelante", alertó Vidal ante las consultas de los periodistas.
Vidal advirtió que tendrá que "encontrar mecanismos" y trabajar con Nación para pagar los sueldos y aguinaldos.
Scioli recibió a su sucesora en la Casa de Gobierno de la Provincia en la ciudad de La Plata. El encuentro formó parte del proceso de transición que arrancó días atrás, en la que varios funcionarios del excandidato a presidente y la gobernadora electa ya mantuvieron reuniones para intercambiar información sobre la gestión.
Marcos Peña, quien será jefe de Gabinete de la Nación, en la gestión de Mauricio Macri, destacó la diferencia de estilo entre el traspaso que realiza Scioli y el que encabeza Cristina Kirchner. "Lo de él ha sido distinto. Nos parece muy bueno. Entendió este espíritu de época", indicó.
La danza de nombres es un juego de tres tableros: Cambiemos no sólo debe ocupar la infinidad de puestos de los cargos nacionales, sino que también debe definir los nombres de quienes integrarán los gabinetes de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.
Por último María Eugenia Vidal señaló: "Pensaba que iba a ser una reunión tensa, pero fue todo el revés".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora