*

Fueron absueltos los cuatro policías en la causa Mura Ortiz
Pasaron más de tres años desde que el comisario Claudio David Burgos y sus subalternos fueron privados de la libertad. Fueron implicados en la muerte de Gabriel Mura Ortiz, en noviembre de 2013 en el barrio Sarmiento. Ayer, pasada las una del mediodía, el Tribunal de Juicio de la Sala V decidió absolver a los cuatro imputados y otorgarles la libertad. Ambos extremos rompieron en llanto, el desahogo se hizo sentir en los familiares de los cuatro uniformados, mientras que la desazón y posterior crisis replicó del lado de la víctima. Milagro López, presidenta del jurado, ordenó desalojar la sala.
Temprano comenzó la última jornada de debate en el salón de Grandes Juicios "Miguel Ragone". Antes del fallo, los imputados dijeron sus últimas palabras. "No pude evitar la muerte de Mura porque no lo vi. Gracias por haberme permitido defenderme y perdón a la familia Mura", expresó Burgos. "Yo no efectúe el disparo, no maté al señor Mura, no se quién lo hizo", señaló a su turno Alberto Cruz, quizás el mayor sospechoso, sindicado de haber efectuado el disparo que valió la vida de Mura Ortiz.
"Tengo la conciencia limpia, se decida lo que se decida, voy a respetar cualquier decisión", apuntó César Figueroa. En tanto, Carlos Alberto Arias ratificó su inocencia. Luego, los magistrados pasaron a un cuarto intermedio para deliberar. Cerca de cuatro horas pasaron hasta que el veredicto se dio a conocer, hasta entonces la incertidumbre y la tensión se apoderaron de los presentes. A medida que se acercaba la hora de la sentencia, el número de policías se fue incrementando de manera considerable tanto afuera como adentro de la sala.

El fallo

"Todos de pie por favor" indicó el policía a cargo de la seguridad en el salón. Salieron los jueces, López (presidente), Marcelo Rubio (vocal) y Ada Zunino (vocal ad hoc). Desde secretaría dieron lectura del veredicto donde Claudio Burgos y César Carmelo Figueroa fueron absueltos lisa y llanamente; Alberto Arias también obtuvo la absolución lisa y llana, respecto a éste último los magistrados no aceptaron el cambio de carátula solicitado por el Ministerio Fiscal a cargo de Federico Obeid. Mientras que Fernando Martín Cruz también fue absuelto por el beneficio de la duda.
En medio de la lectura los familiares de la víctima ingresaron en un estado crítico de nervios y desacuerdo. Los policías tuvieron que despejar la sala a pedido del Tribunal. Momentos de mucha tensión y tristeza invadieron el espacio jurídico. De esa manera, concluye un año con audiencias de gran magnitud y trascendencia social y jurídica, comenzando con la tragedia vial de Campo Quijano; los policías juzgados por la torturas en General Gemes y el femicidio contra Gabriela Surita, entre otros. Lejos de resolverse, el crimen en el barrio Sarmiento deberá seguir su curso legal y no quedar impune. Su familia y la sociedad salteña seguirán preguntando: ¿Quién mató a Mura?

Después de tres años en la sombra
Antes de la muerte de Mura Ortiz, el comisario Burgos era el jefe del Grupo Especial de Apoyo Motorizado. Tras el 2013, estuvo más de tres años privado de su libertad, al igual que el resto de sus camaradas. Tiempo que ahora deberán resarcir dado el daño causado tanto moral como económico. "Junto al doctor García Castiella seguiremos peleando, en esta oportunidad para que a Burgos le reconozcan los ascensos perdidos y el dinero que le corresponde", expresó Marcelo Arancibia, abogado defensor del comisario. El ahora eximputado deberá volver a sus funciones policiales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...