Una supuesta malversación de fondos por el cobro de servicios prestados y el presunto robo de cajas con documentación generaron un cruce de acusaciones entre el actual gerente del hospital San Bernardo, Ramón Albeza, y el subgerente, Darío Flores.
El pedido de remoción del cargo de Flores despertó durante las últimas horas la polémica en torno de la conducción del nosocomio. En medio del escándalo y los pedidos de auditorías desde ambos lados, el martes será crucial para saber lo que sucederá.
En medio de la polémica, ambas partes solicitaron una auditoría a la institución desde el 2012 hasta la fecha.
En el caso del subgerente la misma se habría realizado sin respetar el orden jerárquico y sin conocimiento de Albeza. Al parecer esta situación propició la remoción del cargo.
El viernes pasado la gerencia junto al Consejo de Administración del hospital (máxima autoridad) pidieron la destitución del subgerente.
"Hemos decidido requerir de la Auditoría General de la Provincia una auditoría integral financiera y de legalidad de todas las áreas del hospital, a fin de garantizar la transparencia total de la gestión", dijo a El Tribuno el gerente Ramón Albeza.
"Inmediatamente después de que se tomó la decisión con el aval del Consejo de Administración, me comuniqué personalmente con el ministro para informarle y el doctor (Roque) Mascarello nos dio su apoyo completo", aseguró el gerente del San Bernardo.
Hasta hace un año ambos médicos conformaron la dupla que ganó las elecciones para estar al frente del hospital.
Se supo que el martes desde las 9, Flores explicaría al personal del San Bernardo lo sucedido y pediría al Consejo de Administración la posibilidad de realizar su descargo.

La otra postura

"No estoy notificado de mi remoción por lo tanto concurriré al hospital el martes como lo hago habitualmente. El Consejo es la máxima autoridad y le elevaré una nota para pedir un derecho a réplica, lo merezco", dijo a El Tribuno Darío Flores.
A pesar de la marcada diferencia entre las acusaciones, existen puntos de coincidencia como ser la necesidad de transparentar la gestión. Lo hizo saber la gerencia en el comunicado del viernes y lo hace también Flores al afirmar que "se trata de un compromiso con la comunidad".
El cruce de presentaciones inició el 12 de noviembre con una denuncia penal contra una de las abogadas del hospital (según versiones muy afín a Darío Flores) y continuó el 15 de noviembre con el descargo de la profesional denunciada. Entre el 21 y 22 de noviembre ambos médicos elevaron los pedidos de análisis a la Auditoría General de la Provincia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Luis Ricardo Díaz
Luis Ricardo Díaz · Hace 7 días

EL DOCTOR RAMÓN ALBEZA, UNA EXCELENTE PERSONA. HONESTO, PROBO, CABAL. LE ESTAN SERRUCHANDO ELPISO TIPOS DE LA CALAÑA DEL YUTO FLORES.

Julio Zamora
Julio Zamora · Hace 7 días

Flores es un sinverguenza resentido perdedor mal profesional y un vago que atendía los pacientes en el bar del hospital fuera vago y corrupto.

Julio Zamora
Julio Zamora · Hace 7 días

Hdhdhd


Se está leyendo ahora