La política petrolera y gasífera del kirchnerismo, que congeló el precio en boca de pozo para privilegiar los negocios de compra de gas licuado a Venezuela y a Medio Oriente, tuvo como resultado la paralización de la actividad en los yacimientos salteños.
Anoche, la Cámara de Diputados aprobó un proyecto del Partido Obrero para reclamar al Estado nacional la declaración de emergencia de la actividad hidrocarburífera en todo el territorio provincial. En el texto se destaca la desinversión y la caída de la actividad en la destilería de Campo Durán. Reclaman garantías para la continuidad de la producción e industrialización de los hidrocarburos y para lograr el autoabastecimiento -que se perdió a partir de 2003, aunque esto no está señalado en el texto- y exigen "la continuidad de todos los puestos de trabajo, salario, antigedad y escalafón de todos los trabajadores de la empresa Refinor y las tercerizadas de servicios asociadas a esta actividad". El PO observa "un escenario de caída libre de la producción y eventual cierre de la única destilería de todo el norte argentino".

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia