Unas 35 personas, la mayoría, personal del área de Seguridad Ciudadana, y algunos funcionarios del gabinete de la comuna de Rosario de Lerma fueron cesanteados.
El intendente Ignacio Jarsún alegó a través de su cuenta de Facebook que bajó la coparticipación nacional en un 40% y debe afrontar deudas de la gestión anterior.
Señaló que debió tomar la dura decisión de rescindir los contratos por no poder hacer frente a la prestación de servicios en la ciudad.
"Con la coparticipación nacional y provincial no alcanza para pagar los sueldos. La Ley de Disciplina Fiscal permite gastar el 60% de esos ingresos en sueldos. Hoy necesitamos el 110% de tales ingresos para ese fin", explicó.
Casi al borde de la bronca, señaló que, "si sumamos la baja del 40% de la coparticipación nacional de los últimos meses, las deudas que todavía no podemos pagar de la gestión anterior, todo lo que se robaron y la suba de sueldos, eso nos hace un municipio ineficiente".
Sin funcionarios
El área de Turismo se quedó sin funcionarios y se fusionó con Cultura, según fuentes a las que accedió El Tribuno.
La misma suerte corrió el área de Producción, en la que tres funcionarios fueron cesanteados.
Los trabajadores despedidos se reunieron con algunos concejales para ver de ser reincorporados a corto plazo.
"Tuvimos que reestructurar la comuna. Hay áreas que se fusionaron y varios miembros del gabinete que cesaron sus funciones", explicó Juan Gutiérrez, secretario de Gobierno.
Ignacio Jarsún fue tajante con la situación económica que atraviesa la Municipalidad de Rosario de Lerma y aclaró que la rescisión del contrato fue porque la situación no daba para más.
"Son 700 mil pesos menos de coparticipación nacional, sin contar la deuda que debemos pagar de la administración municipal anterior. Entre proveedores y deudas con Rentas de la Provincia, debemos sanear la comuna en dos millones y medio mensuales. El dinero no alcanza", sostuvo el intendente ante la consulta de El Tribuno.
"Tenemos 200 personas en planta permanente y 169 contratados. El área donde se rescindieron los contratos es Seguridad Ciudadana. Fue creada para apoyar a la policía en la gestión de Ramos. Por el momento no podemos mantener una policía paralela para vigilar las calles. Eso es responsabilidad de la Policía de Salta".
Obra parada
Finalmente, Jarsún explicó que la obra municipal está parada, pero los servicios para los vecinos se cumplen a rajatabla. "Tenemos una ciudad de treinta mil habitantes y nuestro objetivo es levantarla", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia