Rodrigo Espíndola, jugador de la primera división de Nueva Chicago, recibió un impacto de arma de fuego en un intento de robo y falleció luego de ser atendido en el Hospital Santamarina, de Monte Grande.
Según las palabras del propio vicepresidente del club de Mataderos, el hecho delictivo tuvo lugar a última hora del día de ayer en la intersección de las calles Mitre y Dorrego, en Monte Grande. Espíndola, quien se encontraba en su hogar con su esposa y su hijo, salió en busca de su auto y al regresar se encontró con dos delincuentes que intentaron ingresar a la casa junto a él. Fue allí cuando en circunstancias que aún se desconocen el jugador recibió un tiro en el tórax.
"Se encuentra en estado crítico. Ingresó al hospital a las 22:35 de la noche con compromiso vascular y hepático. Mientras era intervenido quirúrgicamente entró en paro y se lo tuvo que estabilizar de urgencia", detallaba Wálter Báez, Jefe de Guardia del nosocomio, minutos antes de que se diera a conocer el desenlace fatal.
Espíndola, de 26 años, era defensor titular del primer equipo de Nueva Chicago y se desempeñaba desde hace tres temporadas en la institución (Fuente Clarin)

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Por qué los hinchas salteños van poco a la cancha?

Los precios altos de las entradas
Los torneos ya no son atactivos
Los fracasos reiterados
Por la falta de seguridad
ver resultados

Importante ahora

cargando...