La judicialización de la salud fue el tema central de la última reunión del Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (Cosspra), que preside el salteño Gabriel Chagra Dib, a su vez titular del Instituto Provincial de Salud (IPS). Fue la semana pasada en San Juan, donde confluyeron representantes de 16 obras sociales. La cuestión de la relación con la Justicia "no es un tema nuevo, lo venimos tratando desde hace mucho tiempo en el Consejo y lo llamamos "enfermedad judicial''", dijo el funcionario en una conversación con El Tribuno.
Entre los temas abordados en San Juan se destaca la judicialización de la salud. ¿Qué análisis hicieron de la situación?
Nosotros respetamos los derechos individuales, pero nos preocupa el derecho solidario de la salud, que es el sistema solidario y eje principal del mantenimiento de la obra social. Cuando se da un amparo se prioriza el derecho individual y a nosotros nos preocupa que ese derecho afecte el derecho de todos los otros afiliados, sin que los presupuestos de las obras sociales se vean afectados.
¿Entiende que hay un abuso en esto de los amparos?
Lo que yo entiendo es que se deben buscar los canales para que haya información desde y hacia las obras sociales. Nuestra preocupación es que el sistema solidario se pueda sustentar. Las causas de los amparos son disímiles en las distintas provincias y por distintas razones, pero generalmente se dan cuando la obra social no brinda la prestación porque no está en el nomenclador, o porque difieren los valores entre la provincia y la Nación, o porque nosotros tenemos un centro de atención y el afiliado quiere otra derivación. También hay nomencladores de medicamentos biológicos que aún no se reconocen. Creemos, en definitiva, que cuando se judicializa demasiado la salud se corre el riesgo de que se afecte el sistema solidario.
¿Tiene previsto reunirse con funcionarios judiciales salteños?
Creemos que debe haber una solución entre las obras sociales y quienes deciden. Por eso planteamos reuniones con fiscales y jueces, además de proponer ateneos para poder explicarles la problemática de fondo. Muchas veces se dice que no a un afiliado en busca del equilibrio del sistema solidario. En el Consejo también se planteó que la incorporación de nuevos servicios debe venir acompañada de los presupuestos acotados para eso. Por ejemplo, el caso de los medicamentos biológicos es un tema de preocupación para las obras sociales y para el mundo, porque los costos son cada vez mayores. Tenemos que sentarnos con el Instituto Nacional del Cáncer para protocolizar esto. Hay mucho para hacer, es cierto, pero la revisión tiene que venir de los dos lados. Hay fallos que también la Justicia debería revisar. Ya he hablado con algunos jueces y con ministros de la Corte, porque esto no es unos contra otros. Se trata de buscar el sostenimiento del sistema solidario de salud. Es un sistema único, es distinto al sistema público y al de la medicina prepaga.
¿La situación es similar en el país?
Claro, este no es un problema de la provincia de Salta. Es un tema que tenemos que tratar en la Cosspra a nivel transversal. Nosotros, en Salta, creamos la oficina de mediación judicial, con el Ministerio de Justicia, que es lo que permite el acercamiento, y hemos evitado muchísimos amparos. Porque se conocen los amparos que salen, pero no los que evitamos.
La puesta en riesgo del sistema solidario que plantea, ¿es una advertencia?
Mire, el riesgo del sistema solidario es el riesgo de desequilibrio financiero. Y si seguimos en la política de incorporar nuevos medicamentos, nuevas tecnologías de alto costo, todo con el mismo financiamiento, se puede perder ese equilibrio. Entonces, entre todas las obras sociales que tienen el mismo problema tenemos que conservarlo.
¿Hay alguna novedad sobre el programa de enfermedades no transmisibles?
Desde Salta llevamos a la Cosspra los programas preventivos que también alcanzan a Tucumán, Santiago del Estero, Jujuy y Catamarca. Hace más de 10 años que venimos trabajando y es ejemplo para imitar por otras provincias. Son CardioNoa, RumoNoa, DiabesNoa y MaterNoa. La idea es que se incorporen en forma transversal a las obras sociales provinciales de todo el país.
¿En qué estado está la iniciativa del turismo social?
Es otro tema muy importante que incorporamos a la agenda. Es un nuevo servicio que brinda el IPS. Se abrió una agencia de Turismo Social, con autonomía dentro de la obra social, sin fines de lucro, para que los afiliados tengan un servicio, como tienen las obras sociales, con descuentos en hoteles y paquetes turísticos accesibles.
¿Las afiliaciones individuales al IPS seguirán suspendidas?
Hasta que se analice el tema de costos, las afiliaciones individuales o voluntarias están transitoriamente cerradas. Se abrieron parcialmente para aquellos que venían afilados como parte del grupo familiar y que por la edad ya no tienen cobertura, como por ejemplo un joven de 27 años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Hugo Villagra
Hugo Villagra · Hace 6 meses

IPS, PESIMA OBRA SOCIAL, SOLO CURRAN CON EL DINERO DE LA GENTE Y ENCIMA QUIEREN DECIRN0S QUE SI RECLAMAMOS NUESTRO DERECHO A LA SALUD, YA HABLARON CON JUECES Y FISCALES????? QUE LES PASA!!! CORRUPTOS, DEJEN DE USARLA COMO CAJA POLITICA Y SI VA HA HABER PALTA PARA QUE LA GENTE NO SE MUERA!!!!!!


Se está leyendo ahora