Abanico en mano, Gabriela Michetti pide una gaseosa light y se predispone a sostener una larga charla a agenda abierta con este medio. "Cuando vine por última vez a Salta fue durante la campaña y la verdad es que no podía más, recorría tres provincias por día. Ahora, pese a la responsabilidad que estoy ejerciendo, me siento bastante más relajada que en ese momento", comenta la vicepresidenta de la Nación. En una entrevista exclusiva con El Tribuno, realizada en un hotel céntrico de la capital salteña, la titular del Senado reconoció que "es bajo" el monto de 30 mil pesos de bruto como nuevo mínimo no imponible de Ganancias. Además, sostuvo que el primero de marzo ante el Congreso el presidente Mauricio Macri finalmente hará un raconto de la "herencia recibida". También agregó que se viene "una gradual contracción de la emisión monetaria" y no descartó que se produzcan nuevos decretos de necesidad y urgencia si los proyectos no avanzan en el Parlamento. "Lamentablemente vamos a tener que pasar por un año muy estrecho", admitió Michetti.
¿Cuál es su balance de los primeros dos meses de gestión de Cambiemos?
Tenemos una situación que no es nada sencilla pero que realmente nos desafía a trabajar con muchísimo profesionalismo, con mucha seriedad, con una cultura de equipo que está unido y no cada uno por su lado. En ese sentido, hay un entusiasmo importante de los que formamos parte del Gobierno. Nos encontramos con una situación estructural de la economía muy complicada. Cuando vos apostás a la inflación para generar un consumo masivo que se sostiene sobre una ficción y no sostenes ese consumo sobre las herramientas que generen producción real, llega un momento en el que el dinero se acaba. El dinero real se te termina, porque estás haciendo una ficción.
Usted habla de los problemas económicos heredados del Gobierno anterior pero muchos le reclaman a Mauricio Macri que explicite claramente cual fue la herencia recibida, cosa que hasta ahora no hizo...
Nosotros creemos que tenemos que poner eso sobre la mesa una vez que tengamos todas las auditorías e investigaciones que estamos haciendo en estos primeros tres meses. Si bien nosotros sabíamos que veníamos a heredar una situación dura, en muchos sectores del Estado nos encontramos con un panorama aún peor de lo que pensábamos. Había mucha mentira sobre la mesa, muchas cosas escondidas. En estos primeros cien días estamos haciendo un diagnóstico detallado de la herencia recibida. En las palabras que dará el Presidente ante el Congreso el primero de marzo ya va a poder aproximar bastante el diagnóstico con la información que fuimos recolectando. No es que no queremos hacerlo, es que queremos hacerlo con los datos serios para poner todo sobre la mesa y decir: "Así estamos hoy, no nos mintamos".
O sea que el primero de marzo va a hacer finalmente una descripción de la herencia recibida...
La va a hacer, la va a hacer. Seguramente el primero de marzo el Presidente va a dar indicios serios de lo que está pasando y de que problemas tienen los argentinos en la producción, en el empleo, en las deudas. Lejos de ponernos en una actitud de bajón a los ciudadanos, esta situación tiene que desafiarnos a tener una actitud de conjunto. Esto no es una cuestión de Cambiemos, es una cuestión de los argentinos.
Los últimos meses la inflación fue más alta incluso que durante el kirchnerismo, ¿imaginaban que ocurriría eso?
Según el equipo económico, que es muy serio y tiene gente de distintas vertientes, la inflación que estamos teniendo responde específicamente a una situación de represión de muchos factores. Esos factores, que estaban tapados contra natura, cuando se destapan afectan a la inflación. Me refiero a reconocer la inflación y a normalizar la situación del dólar, entre otras cosas. Por supuesto que aparece la famosa inflación reprimida que los primeros meses se nota muy fuerte. Si vos no crees en la inflación como herramienta económica y reconoces que la tenés como problema, ya empezás bastante mejor que en el Gobierno anterior para poder solucionarlo. A este Gobierno no le gusta la inflación y va a luchar contra ella con un plan antiinflacionario.
¿Qué características tendrá ese plan antiinflacionario?
Lo primero que vamos a hacer es solucionar el tema de los fondos buitre, que nos impide tener un financiamiento a tasas razonables de mercado que otros países tienen. Con ese financiamiento construimos el puente que la Argentina necesita para poder hacer la obra pública y comenzar a darle aire a la economía que hoy está con pulmotor y en las últimas. Ese financiamiento externo seguramente lo vamos a tener porque es impresionante las manifestaciones a favor que hubo en el mundo entero para que salgamos de esta situación de populismo que termina repartiendo lo poquito que tenemos y lo único que logra es empobrecer a todos. El primer tema es el financiamiento. El segundo es hacer una gradual contracción de la emisión monetaria. El Gobierno anterior venía haciendo una emisión desbordaba, si nosotros hacemos una contracción muy de golpe nos terminará pasando lo que pasa en esos ajustes que ningún pueblo soporta. Porque además son muy injustos parea la gente de menores recursos. Estamos tratando de ir por el medio: tenemos críticas por derecha y críticas por izquierda.
¿Por qué cree que los critican por izquierda y por derecha?
Lo que nosotros creemos que hemos aprendido es que ni el extremo de un lado ni el extremo del otro nos dio resultado a los argentinos. Queremos ir gradualmente contrayendo la emisión monetaria, logrando que a medida que se vaya generando el aire en la economía, entonces sí se va a poder decir que la producción está sustentada.
¿Qué le responde a los sectores que culpan al Gobierno por tomar medidas a favor de los exportadores y de las mineras pero no de los trabajadores?
Nosotros necesitábamos de entrada producir el primer oxigeno en las economías regionales y en el campo argentino. esos dos sectores son los primeros que generan el efecto expansión en el interior del país para tener expectativas positivas. Una vez que uno levanta las retenciones, el sector reacciona enseguida. En los pueblos del interior no es que se favoreció el gran empresario, se favorecieron ya los productores de esas zonas y todos los servicios que tienen esas ciudades asociadas al campo. Nosotros ahora vamos a una paritaria, vamos a subir el mínimo no imponible de Ganancias, vamos a subir la asignación universal por hijo y vamos a aumentar las asignaciones familiares. Ese paquete, al que hay que sumarle la devolución del IVA para los productos de la canasta básica a los sectores de más bajos recursos, obviamente no es la panacea de nada, pero al menos nos ayuda a paliar los primeros meses hasta que hacia a fin de año tengamos la primera disminución real de la inflación, que nosotros creemos que va a estar entre 23 y 25 puntos.
El presidente anunció que el nuevo mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias será de 30 mil pesos de bruto. ¿No le parece muy bajo ese piso?
No soy experta en el tema, pero tengo entendido que si uno lo compara con otros países de la región no estaríamos tan mal. De cualquier manera, para lo que nosotros aspiramos como Gobierno, que es mantener el poder adquisitivo del salario, sí es bajo. También tenemos que ser concientes que así como vamos gradualmente haciendo una contracción de la emisión y como vamos haciendo gradualmente un ajuste en las tarifas, acá haremos lo mismo. Obviamente vamos a tener que lamentablemente pasar por un año muy estrecho como camino para recién ver hacia fin de año la baja de la inflación, la revitalización de la economía real y entonces sí, un camino que ya el año que viene nos puede permitir respirar aire fresco. Este año va a ser un año en el cual no vamos a poder darle a la gente todo lo que nos gustaría darle desde el Estado nacional porque el Estado nacional hoy no tiene un peso y encima estamos endeudados hasta el cuello. Si te ponés a comparar lo que era el gasto público en 2003, que era del 20 por ciento, con el 2015, que es del 40, habla por sí solo. Este va a ser un año duro.
Algunos dicen que este año será más duro para unos que para otros...
La realidad requiere de que el Estado se ocupe de paliar las condiciones de los que menos tienen. En ese sentido, siempre dijimos que no vamos a tocar el gasto destinado a la gente en situación de pobreza. Ese es un gasto que no vamos a tocar, es más, lo vamos a incrementar. Eso, más la suba del mínimo no imponible de Ganancias, es un impacto fiscal muy fuerte que en un contexto de quiebre de la economía es el esfuerzo que se puede hacer.
A Macri se lo cuestionó mucho por el exceso de decretos que firmó al principio de su gestión. Ahora que vuelven las sesiones ordinarias del Congreso, ¿se puede esperar que eso se reduzca o seguirá como hasta ahora?
La cuestión de los decretos tuvo que ver con la situación de no Congreso. El Presidente tiene la facultad de firmar decretos y tenemos que tratar de usarla lo menos posible. En la medida en que el Congreso manifieste como hasta ahora su voluntad de debatir, de dar quórum y de no empantanar la actividad legislativa, la verdad es que no hay por qué sacar decretos, pero en la medida en que esto no ocurra, habrá que volver a pensar en los decretos. Mientras haya voluntad de diálogo y que las propuestas que Cambiemos hizo en la campaña estén sobre la mesa, todo va a estar bien.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ramon escalante
ramon escalante · Hace 9 meses

Y QUE LES PARECE ,,, NOS ATA A TODOS ,, POCA AGUA POCA COMIDA ,, MUCHOS GUARDADOS ,, Y OBAMA VIENE A PASAR REVISION,,,, COMO NO VAN A ESTAR CONTENTOS ,,,,

Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 9 meses

O la mina es una boluda que no sabe donde esta parada, o la mina cree que somos todos boludos/as. "Por suerte" en marzo viene Obama y nos darà su bendicion

Jose Albornos
Jose Albornos · Hace 9 meses

Para eso mi abuela resucitará y me vendrá del ma allá a hacer su pastel de choclo al horno de barro, su especialidad

korolev Serguei
korolev Serguei · Hace 9 meses

Macri dijo 2 a 3 años esta dice fin de año. pero en ese periodo es donde suben mas , siempre fue asi??, que se fuman los del Cambiemos no se pone de acuerdo, solo palabras para mantener contentos Macristas que tiene la cabeza lavada....

Vicente Leo
Vicente Leo · Hace 9 meses

El gran problema de la educación argentina reside en que un gran porcentaje de sus alumnos y egresados no sabe interpretar un texto. Nuestro comentarista filoruso, cree ver una contradicción entre lo dicho por Macri quien en su momento expresó que controlar la inflación llevaría años, con lo que la Sra Michetti manifiesta en esta nota en el sentido de que la misma comenzará a bajar a fin de año. Son dos cosas que se complementan, de ningún modo son contradictorias. Hace varios años que tenemos inflación , la de hoy es un reflejo del desmanejo económico de los inventores del relato. Solucionar tan grande problema lleva su tiempo, mientras tanto la Justicia deberá meter presos a los más notorios ladrones de la era K.

VENGADOR
VENGADOR · Hace 9 meses

LEÍ BIEN ??????? DIJO A FIN DE AÑO??????? JUSTO A FIN DE AÑO QUE LOS PRECIOS NO DEJAN DE SUBIR POR LAS FIESTAS????? JAJAJAJAJAJA ESTA MINA DEBE PENSAR QUE SOMOS P-E-L-O TUDOS NO???????? POR FAVOR!!!! EL MAS LENTO DE LOS CIUDADANOS DE ESTE PAIS YA SABE QUE ESTE GOBIERNO, QUE EN 2 MESES YA ENTREGO AL PAIS A LOS PODERES INTERNACIONALES, CORPORACONES, PRESTAMISTAS Y HASTA BUITRES...... LLEGARÍAN A FIN DE AÑO CON MUCHA SUERTE!!!!! LOS PORTEÑOS YA SE DIERON VUELTA Y YA NO TIERNE RESPALDO DEL PUEBLO ESTE MAMARRACHO USURERO Y NEGRERO DE MACRI. SE VIENE UNA GRANDE!!!!!!!!!!

Vicente Leo
Vicente Leo · Hace 9 meses

Todas estas pavadas, dichas en tropel como para impactar, no hacen más que corroborar la torpeza de este anónimo "vindicante". Aunque a nadie le guste lo que disponga el juez Griesa, habrá que aceptarlo porque así se comprometió, bajo firma, la Argentina en tiempos de Néstor Kirchner. Si alguien quiere protestar que lo haga contra quien aceptó someterse a las decisiones de un Tribunal extranjero y sino, que calle para siempre. La Sra Vicepresidenta, "esta mina" para el comentarista de arriba, es una persona que superó una desgracia muy grande. Se merece fundamentalmente por eso, aunque solo sea por eso, un poco más de respeto.


Se está leyendo ahora